El primer módulo lunar israelí “SpaceIL” será lanzado hoy desde Cabo Cañaveral

849

El primer explorador robótico no tripulado Beresheet (génesis) despegará hoy de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral Complejo 40, sobre un cohete Falcon 9, programado para las 20:45 hs., lanzado por la empresa SpaceX con sede en California.

El vehículo espacial fue construido por la empresa israelí sin fines de lucro SpaceIL y el contratista estatal de Israel Aerospace Industries (IAI) con casi cien millones de dólares aportados casi todos por capitales privados.

La primera misión lunar cuenta con una financiación privada en la que el Estado judío busca convertirse en la cuarta nación en llegar a la superficie del satélite natural de la Tierra, después de Estados Unidos, Rusia y China, en completar un aterrizaje lunar controlado.

El Servicio Meteorológico de la Fuerza Aérea predicen una probabilidad del 80 por ciento de clima favorable para el lanzamiento. La principal preocupación de los funcionarios es la de una cobertura de los cielos debido a nubes reinantes lo que podría postergar el lanzamiento hasta el día viernes.

Se espera que Beresheet llegue al lado más cercano de la luna en abril luego de dos meses de viaje a través de seis millones y medio de kilómetros de espacio abierto.

La nave es la más ligera, más barata (con un presupuesto de 100 millones de dólares) y la que recorrerá el mayor número de kilómetros hasta llegar a la Luna en primavera, unos 6,5 millones, “hará historia”, remarcó Morris Kahn, el presidente de SpaceIL, la empresa responsable del proyecto. “No podría estar más orgulloso que dando este regalo al pueblo de Israel y hacerlo parte del espíritu israelí de la tecnología, la audacia y una generosa dosis de nervios”, señaló Kahn, quien destacó que la iniciativa se ofreció como “regalo” al presidente de Israel, Reuvén Rivlin y se declaró como un proyecto naciona..

SpacdeIL fue una de las finalistas de los 20 millones de dólares del Google Luna XPrize el año pasado que terminó sin que ninguno de los competidores llegara a la Luna en el año 2017.

El cohete Falcon 9 empujará a Beresheet a una órbita terrestre larga y compleja donde pasará aproximadamente cinco semanas, ensanchando gradualmente su órbita hasta que esté lo suficientemente cerca como para entrar en el campo gravitatorio de la luna. Desde allí, la nave ejecutará una serie de maniobras para llegar a su destino entre los lugares de aterrizaje del Apolo 15 y 17.

Durante una misión programada para durar únicamente dos o tres días en la luna, Beresheet usará instrumentos para fotografiar el lugar de aterrizaje, medir el campo magnético de la luna y enviar todos los datos a la estación terrestre de SpaceIL en Israel, a través de la NASA. Como parte de la misión científica, la nave espacial trazará un mapa del magnetismo de diferentes áreas de la luna para profundizar la comprensión de lo que sabemos sobre la capacidad de los mundos pequeños para mantener un campo magnético.

La nave espacial llevará una “cápsula de tiempo” que permanecerá en la superficie lunar al finalizar la misión y que contiene una enorme base de datos guardada en discos especiales removibles. Al mismo tiempo posee cientos de archivos digitales, incluida una Biblia, datos sobre la construcción de la nave espacial, símbolos nacionales y artículosde cultura .

La agencia espacial también firmó previamente un acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, EEUU (NASA). Parte de este convenio consiste en equipar la nave con un reflector diseñado para ayudar a encontrar la ubicación exacta de la sonda en el suelo después de aterrizar. La Administración permitirá que SpaceIL reciba servicios de comunicación con la nave a través de su red de antenas.

Si tiene éxito, Beresheet terminará siendo el prototipo de una serie de futuras misiones de aterrizaje lunar planeadas conjuntamente por el IAI y el sistema OHB de Alemania en nombre de la Agencia Espacial Europea.

Más noticias sobre Israel en Aurora.