Una celebración para afianzar las raíces judías

1085

Con juegos tradicionales, música, bailes y un colorido desfile de disfraces, más de cien jóvenes y adultos que asisten a las instituciones de la Red Comunitaria de Discapacidad celebraron Purim, la conmemoración más alegre de la tradición judía. 

El festejo se realizó el domingo pasado, en las instalaciones de la Escuela Hamakom Sheli y contó con la organización del área de Discapacidad del departamento de Programas Sociales de AMIA.

“El encuentro permitió cumplir con varios objetivos, entre ellos posibilitar la socialización de los asistentes, el refuerzo de los lazos de amistad que los une, y el afianzamiento de las raíces judías a través de una celebración que invita a la diversión y a la alegría”, destacó Ana Dorfman, coordinadora del área de Discapacidad de la institución.