En el marco de la campaña «Manos solidarias contra el frío», nuestro Centro Integral de Adultos Mayores Jofesh (CIAM) recibe donaciones de lana y prendas tejidas para bebés y niños.  Los interesados en colaborar pueden acercarse a la sede de Uriburu 650, de lunes a viernes, de 9 a 17.

Con el propósito de brindar abrigo a quienes menos tienen, en el CIAM  funciona el grupo de «Tejedoras Solidarias», conformado por adultos mayores que concurren a las actividades que allí se realizan. Cada martes se reúnen para producir prendas que luego son entregadas a bebés, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social. Este año, el proyecto busca sumar personas que puedan tejer desde sus casas con lana brindada por AMIA. Sus creaciones también formarán parte de la próxima donación.

Durante el otoño, las «Tejedoras Solidarias» visitarán el Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, ubicado en Parque Patricios, y harán la entrega de más de 100 prendas tejidas, entre las que habrá pecheras para los recién nacidos y mantas de abrigo.