La empresa israelí Incredibowl, creó vajillas comestibles, para evitar el uso de descartables y el desperdicio de agua para su lavado, con el propósito de cuidar el medio ambiente.

La compañía, que se fundó en 2017, desarrolla ensaladeras, cuencos de cereales y hasta vasitos para chupitos comestibles llamados “Starcups”. Y todo es comestible.

«Incredibowl crea este tipo de productos que pueden reemplazar a la mayoría de sus pares desechables. Los nuestros pueden tanto comerse como descartarse», le explicó Adi Pollack, fundadora de la empresa, a ISRAEL21c.

La ejecutiva informó que los artículos de vajilla se fabrican en Israel y “son sabrosos, divertidos, resistentes y adecuados para diversos tipos de alimentos y bebidas, además de reducir el consumo de plásticos y el desperdicio de agua que se usa para lavar los platos».

El primer producto disponible para la venta (solo en Israel, por ahora) son los Starcups, que tiene una consistencia gomosa y sabor dulce, algo que resulta excelente para bebidas alcohólicas o postres.

Para comprarlos, se debe ingresar a la página web o al Facebook de la empresa. O se puede enviar un correo a office@incredibowl.co.il.

Los cuencos de cereales -que aún están por salir a la venta- están hechos de masa para galletas cubierta de chocolate. También estarán disponibles en un sabor semi-dulce de remolacha.

Las sabrosas ensaladeras están hechas de masa tipo galleta y vendrán en sabores salados como pimentón o za’hatar, un condimento típico de la región.

Recientemente, Incredibowl ganó 5.000 shekels en una competencia patrocinada por la aceleradora Aspire para mujeres emprendedoras en el Centro de Emprendimiento AtoBe, en Jerusalén .

Los productos de Incredibowl son kosher y vendrán en variedades sin lactosa, huevo y gluten para que todos puedan disfrutar de cuidar al planeta mientras comen.

Más noticias sobre Israel en Aurora.