La mayoría de los israelíes apoya que sus partidos se sumen a la coalición de Gantz

550

La mayoría de los israelíes quiere que el partido que votaron en las últimas elecciones se sume al gobierno de la alianza Azul y Blanco (Kajol Laván), encabezado por el ex jefe del Estado Mayor, Benny Gantz, según una encuesta llevada a cabo por el Instituto de la Democracia Israelí.

El mes pasado, el presidente Reuvén Rivlin encargó a Gantz la tarea de formar la coalición, luego de que el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, fracasara en el intento, tras las elecciones de septiembre. Sin embargo las posibilidades de Gantz de lograrlo parecen reducidas.

Según el sondeo de opinión, el 62% de los israelíes está a favor de que el partido que votaron se sume a la coalición encabezada por Gantz. Entre ellos, casi la mitad de los votantes de derecha apoya esa propuesta.

La encuesta destaca que el 48% de los votantes del Likud aprueba esa medida al igual que el 49 % del extinguido partido sionista religioso Yamina, que se dividió en varias facciones tras las elecciones.

Sin embargo, el apoyo entre los votantes de los partidos ultra ortodoxos es mucho menor, debido aparentemente al fuerte historial laicista del número dos de Azul y Blanco, diputado Yair Lapid.

Tanto el partido Azul y Blanco como el nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar), encabezado por Liberman, están llamando a conformar un gobierno de unidad liberal con el Likud, sin los partidos ultra ortodoxos y de la derecha religiosa. El Likud se niega a negociar fuera del bloque de 55 diputados que ha formado Netanyahu con estos dos últimos grupos políticos.

El apoyo del público a un gobierno de unidad de Azul y Blanco es amplio debido a la aversión general a concurrir por tercera vez a elecciones en el año.

La encuesta subraya que el 53% de los israelíes preferiría el establecimiento de un gobierno de unidad. Solamente el 17,5% quiere ir a terceras elecciones y un 13% apoyaría un gobierno de minoría que no tendría una mayoría de 61 diputados en la Knéset (Parlamento). El 17% de los encuestados está indeciso o se niega a responder.

La encuesta telefónica fue llevada a cabo con una muestra representativa de 602 personas, entre el 24 y 29 de octubre, con un margen de error del 3,7%.

Más noticias sobre Israel en Aurora.