Retazos 62 a 70

518

Retazo 62

Una pareja pequeñísima pasaba todo el día junta. Dormían y nadaban. Luego de varios meses, el caballero indicó a la dama, con gesto varonil, pasá vos primero.
Salió ella, luego él y, juntos vieron la iluminación de sala de partos.

Retazo 63

Cumplía 15 años. Fue con su abuela hasta el cotillón y ambas notaron la presencia de un empleado joven y buen mozo, adornando esa vidriera.
La niña expresó: ¡Si tuviese dinero compraría todos los adornos!
Guiñándole un ojo, la abuela replicó: ¡y si yo tuviese dinero compraría al empleado!

Retazo 64

La practicidad opacó su belleza. Lo pintaban con flores, lo adornaban con encajes y bordados y hasta lo perfumaban.
Aparecieron los descartables y pocos los recuerdan ahora. Pasó a ser un simple pañuelo.

Retazo 65

El pequeño insistía en que su dolor de cabeza era debido a un tambor que tenía dentro. El psiquiatra lo citó al consultorio, simuló una intervención, cubrió su frente con gasas y colocó un tamborcito sobre el escritorio.
El niño giró la cabeza, vio el tamborcito y gritó ¡Ahora no me duele nada! Hizo una pausa y exclamó: ¡Ahora escucho una trompeta!

Retazo 66

Era niña protestona. En forma permanente se quejaba de sus problemas.
Su abuelo le sugirió que escribiera éstos en un papel y que invitara a dos amiguitas a hacer lo mismo.
A la semana, le comentó al anciano: Abuelo, me quedé con mis problemas, (los otros eran peores).

Retazo 67

Conociendo su puntualidad, se inquietó al no verlo en el bar.
Antes de llegar, estaba algo mareada por el alcohol bebido. Miró el reloj en forma reiterada. Pidió una cerveza. Luego de varias copas, se dio cuenta de que se había equivocado de bar.

Retazo 68

El vecindario todo, comentaba ese romance, mostrado desde hora temprana. Tomados de la mano, cada cuadra un piquito. Llegaron a destino y cada uno se dirigió a su salita del Jardín de Infantes.

Retazo 69

Cansada la docente que el alumno no acepte reglas de acentuación, le propuso una área. Cuando hagan comida al horno en tu casa, colocá en una bandeja a tu padre y cocínalo bien. Total, para vos da lo mismo una PAPA que un PAPÁ.

Retazo 70

Ella se dirigía a efectuar el pago de las deudas mensuales. Al descender, dos hombres la interceptaron, abrieron su cartera y, como ráfaga, descendieron del colectivo.
Desesperada, revisó sus pertenencias El monedero grande contenía el total del dinero y el pequeño toda su medicación. Respiró tranquila.
El mediano, hurtado, sólo tenía papeles. Estaba lleno de papel higiénico.