Sólo un poco de luz alcanza para disipar toda la oscuridad

1371

Desde ayer y hasta el 18 de diciembre, la comunidad judía celebra Jánuca, la denominada “festividad de las luminarias”, que nos recuerda cada año que solo un poco de luz alcanza para disipar toda la oscuridad.

“Rezamos especialmente hoy en estos momentos de oscuridad y pandemia para que Dios nos ilumine con Su grandeza, renueve Sus milagros sobre nosotros y nos ayude con vida, salud, prosperidad y paz”, expresó el Gran Rabino Gabriel Davidovich, a cargo del Superior Rabinato de la República Argentina.

Aquí compartimos el mensaje completo que dirigió a toda la comunidad:

“En Janucá recordamos los milagros que hizo Dios a nuestro pueblo para derrotar militarmente al ejército griego, cuando invadió la tierra de Israel con el objetivo de borrar nuestra relación con Dios e imponernos un estilo de vida hedonista sin valores espirituales.

Para ello, nuestros Sabios establecieron un recordatorio que parece bastante extraño: el encendido de las velas de Janucá. La salvación de pocos en manos de muchos, el triunfo de débiles sobre los más fuertes y de hombres comunes al ejército más poderoso del siglo, es recordada por un milagro aparentemente irrelevante: Una pequeña cantidad de aceite para la Menorá (el candelabro) que se conservó puro después de liberado el Gran Templo, y que alcanzaba para sólo un día, milagrosamente mantuvo encendida las siete luminarias de la Menorá durante los ocho días que se necesitaron para procesar aceite nuevo con todas las condiciones de pureza espiritual requeridas.

Por eso, es nuestra costumbre milenaria encender en orden las velas de la janukiá en familia, padres e hijos, durante los ocho días de Jánuca. Y después de encendidas compartir unos momentos juntos afianzando nuestra fe en el Creador.

La Menorá representa el estudio de la Torá, la tradición que ha mantenido a nuestro pueblo unido y apegado al Creador del Mundo. Es la luz del estudio de la Torá la que nos iluminó durante miles de años de exilio oscuro.

Rezamos especialmente hoy en estos momentos de oscuridad y pandemia para que Dios nos ilumine con Su grandeza, renueve Sus milagros sobre nosotros y nos ayude con vida, salud, prosperidad y paz”.