Coronavirus: el gobierno analiza nuevas restricciones por el aumento de casos

491

El avance de la cepa Delta de coronavirus provocó que el gobierno de Israel estudie imponer nuevas restricciones. Según reportes de ayer, las autoridades limitarían las reuniones sociales y prohibirían el acceso a no vacunados a ciertos lugares.

El gabinete sanitario se reunirá mañana para tratar este tema urgente por la rápida propagación del virus. El aumento de casos diarios se elevó a 300, algo que podría subir a 1000 en dos semanas si no se toman resoluciones velozmente, según advierten especialistas.

Israel ya tomó medidas de antemano. Entre ellas, están la cuarentena más estricta a los recién llegados y uso de barbijos en interiores. A su vez, el criterio se enfoca en sitios donde se aglomeren ancianos y niños, por lo que con el Pase Verde se buscará evitar que los no inoculados circulen allí.

Por otro lado, otra decisión sería obligar a padres vacunados de niños con COVID positivo a quedarse en sus casas. El tiempo de cuarentena temporal se daría hasta que sus hijos den negativo. Según el Ministerio de Salud, más de 60.000 personas se encuentran en cuarentena a nivel nacional.

En palabras del director general saliente Chezy Levy, también se nota un crecimiento de hospitalizados por COVID. Afortunadamente, los niveles siguen siendo bajos. 2.438 son los internados y solamente 34 de gravedad.

Por último, en cuanto a las vacunas a aplicar, más de 5 millones de personas recibieron una dosis. Casi la misma cantidad ya se inocularon con el esquema completo.

El dato saliente es que 1,4 millones de dosis vencerán a fin de julio, las cuales se esperan usar antes del viernes 9 en jóvenes de 12 a 15 años. Frente a esto, el gobierno también estudia realizar acuerdos con otros países. 

Más noticias de Israel en Aurora