Con 1.400 nuevos casos y un fallecido en las últimas 24 horas, se encendieron las alarmas nuevamente en el Ministerio de Salud israelí. Dichas cifras, que elevaron a 854.981 los casos y a 6.452 las muertes totales desde el inicio de la pandemia en todo el país, hicieron que se retomen algunas medidas restrictivas.

El Gobierno anunció hoy que se deberá volver a usar el «Pase Verde» para actos de más de 100 personas en lugares cerrados, sitios que tendrán una persona para supervisar que se cumplan los requisitos. A su vez, las autoridades aclararon que habrá multas por incumplir las normas y no usar barbijo.

Más allá de la notoria baja de casos desde marzo hasta hoy, el ministro de Sanidad, Nitzan Horowitz, volvió a impulsar el uso de mascarillas por el avance de la variante Delta. Hay 8993 casos activos actualmente, de los cuales 63 están en estado crítico, y la tasa de positividad es del 1,76 por ciento.

Por otro lado, el total de vacunados con una dosis hasta el momento es de 5.749.420 personas (de un total de poco más de nueve millones de ciudadanos). A su vez, 5.257.265 ya poseen el esquema completo de inoculación.

Más noticias de Israel en Aurora