Controles, “Pase Verde” y cuarentena: el plan de Israel para reabrir las escuelas luego de las vacaciones

706

El primer ministro Naftali Bennett dio su aprobación a un plan elaborado por las carteras de Educación, Salud y Defensa, para reabrir las escuelas tras las vacaciones de verano, a la sombra del actual brote de coronavirus.

Dentro del plan, se destacan los siguientes puntos:

    • Las familias de 1.9 millones de niños en jardines de infantes y en los grados de primero a noveno, recibirán un kit de prueba casera rápida de COVID-19 dentro de las 48 horas posteriores al inicio del año escolar, y se les pedirá que examinen a sus hijos antes de que lleguen a clase.
    • Si un estudiante da positivo entrará en cuarentena y toda su clase deberá hacerse la prueba. Aquellos que den positivo también entrarán en cuarentena, y aquellos que den negativo pueden permanecer en clase siempre y cuando se hagan la prueba todos los días durante siete días. Aquellos que se nieguen a hacerse la prueba a diario tendrán que entrar en cuarentena como se requiere actualmente.
    • Los estudiantes de las escuelas en ciudades y pueblos que se consideran “naranja” o “rojo” según el sistema de semáforos, serán evaluados una vez por semana.

La emisora pública Kan informó que Bennett presentó al gabinete un documento que indica que si los pasos actuales para contener el brote de coronavirus no ayudan, el país deberá entrar en un nuevo confinamiento durante las fiestas del próximo mes.

Mientras tanto, la jefa del Sindicato de Maestros de Israel, Yaffa Ben-David, quien había amenazado con una huelga la semana pasada si se aprobaba el plan escolar, dio marcha atrás a sus palabras en una entrevista con el Canal 13.

“No convocaremos una huelga en el sistema educativo, solo estamos pidiendo un marco que sea claro tanto para los padres como para el personal educativo”, expresó. “Para que esto funcione necesitamos personal, y aún no lo tenemos”, concluyó Ben-David.

Asimismo, señaló que el plan aprobado aún deja algunas preguntas sin respuesta: “Cuando un niño da positivo, ¿quién irá con [los demás] a hacerse las pruebas diarias durante una semana?” preguntó. “Obviamente, los profesores no harán eso”.

El domingo, Maguen David Adom abrió 120 centros de pruebas rápidas de COVID en todo el país que prometen proporcionar resultados en 15 minutos.

Hasta el domingo por la noche, había 30.111 casos activos en Israel, con 597 hospitalizados, 363 en estado grave y 50 pacientes con respiradores.

Más noticias de Israel en Aurora