Coronavirus: nuevas restricciones para las reuniones y mascarillas obligatorias

701

El Ministerio de Salud precisó que Israel volverá a imponer límites a las reuniones sociales. Asimismo, también se establecerán nuevas reglas que requieran el distanciamiento social en las empresas que atienden clientes de forma presencial, incluyendo las tiendas y los centros comerciales.

Las restricciones tienen como objetivo frenar el reciente resurgimiento de los casos de COVID-19, que hoy ha alcanzado cifras no vistas desde febrero. A su vez, el Gobierno está decidido a evitar ordenar un nuevo cierre total. Es por eso que impulsa fuertemente la vacunación, buscando que los casos comiencen a descender nuevamente.

Según las nuevas limitaciones, las reuniones privadas se limitarán a 100 personas al aire libre, y 50 personas en espacios interiores. Por otra parte, en los lugares para eventos, el límite será de 500 personas al aire libre y 400 en el interior. Además, ningún evento podrá superar el 75 % de la capacidad total de un lugar.

Las mascarillas serán obligatorias en todos los espacios cerrados, excepto en el lugar de residencia. También deberán utilizarse en reuniones al aire libre a las que asistan por lo menos 100 personas.

A partir de este miércoles, el “Pase Verde”, comenzará a aplicarse en eventos deportivos y culturales, conferencias, exposiciones, hoteles, gimnasios, piscinas, salones y lugares para eventos, festivales, restaurantes, bares, cafés, museos, bibliotecas, atracciones turísticas y universidades.

Las reglas del “Pase Verde” aplican a cualquier persona a partir de los 3 años. Para conseguirlo se debe demostrar que se está completamente vacunado, o bien recuperado de COVID-19. Sin embargo, también pueden obtenerlo aquellos que tengan un PCR negativo con validez de 72 horas. Los testeos de los menores de 3 a 11 años, que no son elegibles para la vacuna, serán subvencionados por el Estado. Mientras que loa mayores, que tienen derecho a vacunarse, deberán pagar por las pruebas.

El primer ministro Naftali Bennett, señaló que el país alcanzará “Un pico de morbilidad” en las próximas semanas. Es por eso que insta permanentemente a los israelíes a que asistan a ser inoculados.

De la población de Israel de unos 9,3 millones, más de 5,8 millones habían recibido al menos una dosis de vacuna y más de 5,4 millones ya recibieron las dos.

Desde el inicio de la pandemia, se diagnosticaron 938.679 personas con COVID-19 en Israel, y 6.668 fallecieron a causa del virus.

Más noticias de Israel en Aurora