Una operación poco común en Israel logró separar a unas hermanas siamesas

862

Nacidas siamesas, dos hermanas gemelas se sometieron a una operación poco frecuente en Israel para separar sus cabezas. Realizada en el Hospital Soroka, con una duración de doce horas, es apenas la vigésima vez que se hace este tipo de operación en el mundo.

Expertos internacionales y personal médico formaron parte de la exitosa operación. Las niñas llegaron al mundo en agosto de 2020, pasaron por muchas pruebas, y su familia fue acompañada por el Instituto Soroka y el servicio social.

El director de neurocirugía pediátrica de Soroka Mickey Gidon afirmó en declaraciones a medios que “esta es una operación rara y compleja, que se ha realizado en el mundo solo unas 20 veces hasta ahora y por primera vez en Israel. Los próximos días serán críticos en el proceso de recuperación y recuperación de las gemelas. Cualquier complicación puede ser un desastre. Toda cirugía cerebral es compleja. Más aún cuando se trata de dos mentes y una conexión de vasos sanguíneos”.

Y agregó: “Nos da un sentido de por qué estamos aquí y en esta profesión. En la cirugía seguí actualizando a la familia. La madre lloró, se ríe y tembló conmigo. La sensación de que lo hicimos me acompañará toda mi vida. Hay muchos momentos de excitación y ansiedad seguramente en los niños. Cada operación comienza con una fuerza y un temblor. La alegría no podría describirla en absoluto. Por primera vez, la familia puede sostener a los bebés por separado”.

Para realizar la cirugía, se usaron modelos 3D y de realidad virtual. Los primeros se basan en imágenes de resonancia magnética, tomografía computarizada y angiografía. Las mismas simulan la complejidad de la conexión de los vasos sanguíneos, meninges, huesos del cráneo y la piel.

Con este análisis, se profundizó en la conexión entre ellas y se hizo una simulación de todas las etapas de la cirugía. Se llevaron a cabo decenas de repeticiones de todas las fases operatorias en cada uno de los modelos de los miembros del equipo. Estos fueron especialistas en neurocirugía, especialistas en cirugía plástica, en anestesia pediátrica y en cuidados intensivos pediátricos.

Por último, el director del Hospital Soroka Shlomi Kodesh calificó el evento como “inusual y especial en el hospital. Las pruebas de ultrasonido revelaron este impacto especial. Nadie en el mundo tiene experiencia en este asunto”.

Más noticias de Israel en Aurora