Caída de contagios y casos graves en Israel mientras ómicron sigue replegándose

572

Las cifras publicadas por el Ministerio de Salud indican que la ola de contagios de COVID-19 espoleada por la variante ómicron sigue retrocediendo.

El número de enfermos graves en la última jornada es de 1.123, entre ellos 274 que están entubados en respiradores artificiales.

La cifra total de enfermos de coronavirus internados en hospitales asciende a 2.525, incluyendo 344 que se encuentran en estado crítico.

El miércoles fueron detectados 36.835 nuevos contagios, lo que eleva la cifra de infectados activos a 324.802.

Ayer se llevaron a cabo 146.599 pruebas para detectar el virus, con una tasa de positivos de 25,13%.

El coeficiente de reproducción del virus descendió a 0,77, la cifra más baja desde octubre pasado. Cuando este indicador es menor que 1, se comprende que la pandemia está retrocediendo.

El miércoles fallecieron 14 personas a raíz del virus, por lo que la cifra total de muertos desde el comienzo de la pandemia ha trepado a 9.370. En la última semana, 293 personas murieron por COVID-19.

Los casos serios son más frecuentes entre quienes no han recibido la vacuna. Entre los pacientes de más de 60 años, se registraron 388,5 casos graves por cada 100 mil personas, en comparación con 31,4 entre los vacunados para el mismo grupo de edad.

Fuentes del Ministerio de Salud advirtieron que, aunque las cifras son alentadoras; le tomará a la quinta ola varias semanas para retroceder significativamente.

Las autoridades sanitarias también han advertido que la actual ola del virus podría no ser la última y que el país debería prepararse ante la posibilidad de mutaciones mucho más letales.

Más noticias de Israel en Aurora