Una sinagoga de Kiev se convirtió en refugio

957

Un importante rabino de la capital ucraniana de Kiev aseguró que decenas de personas se refugian en su sinagoga, donde él y su esposa almacenaron toneladas de alimentos, combustible y colchones antes de la invasión rusa esta mañana.

El rabino Jonathan Markovitch y su esposa Inna dicen que cientos de judíos aún permanecen en Kiev, en su mayoría aquellos que carecían de los medios para escapar de la ciudad antes de que comenzaran los ataques esta mañana.

Aquellos que no se fueron antes de las 6:30 a.m. ahora están atrapados dentro de la ciudad, ya que las carreteras a su alrededor se han obstruido por completo con civiles que intentan huir de los combates.

Los Markovitch, que han servido como emisarios de Jabad en la ciudad durante más de dos décadas, aseguraron a los periodistas en Israel que su preocupación inmediata a partir de esta tarde es la seguridad de su sinagoga, el Centro Judío de Kiev, hablando en una videoconferencia organizada por la organización MediaCentral.

“Nuestra necesidad urgente ahora es una compañía de seguridad armada seria. Tenemos miedo de saqueos y disturbios que puedan surgir del lado ucraniano. Lo vimos en 2014”, dice Jonathan Markovitch, refiriéndose a la revolución de ese año que derrocó al presidente prorruso, Viktor Yanukovych.

La pareja dice que están algo preocupados tanto por los disturbios generales como por los ataques explícitamente antisemitas en la sinagoga, aunque Jonathan Markovitch enfatiza que, a pesar de los comentarios del presidente ruso, Vladimir Putin, sobre la “desnazificación” de Ucrania, nunca habían experimentado un antisemitismo significativo en el país y que los incidentes que habían tenido lugar fueron tratados por las fuerzas del orden del país. “Hay un presidente judío”, agregó.

Más noticias de Israel en Aurora