El rezo de Pésaj en el Muro de los Lamentos termina pacíficamente

882

La mañana del lunes en Jerusalén estuvo movida debido a la ceremonia de oración que se dio en el Muro Occidental para la fiesta de Pésaj.

Las autoridades se mantuvieron alerta, en medio de la amenaza de violencia incesante alrededor del lugar sagrado. Por suerte, la actividad matutina se realizó en paz y sin incidentes que lamentar.

En esta ocasión, el número total de presentes resultó más bajo en relación con años anteriores.

A su vez, el evento se dio en dos partes: la primera fue hoy y la segunda será el miércoles. La idea es reducir la aglomeración por temas de seguridad, teniendo en cuenta la tragedia de 45 muertes en Meron.

A la hora de las oraciones pertinentes, 2.500 policías custodiaron el lugar y los alrededores del área. Los peregrinos judíos se dirigen los días intermedios de las festividades de Pésaj y Sucot, con multitudes saliendo de la plaza del muro hacia los lugares circundantes.

Más noticias de Israel en Aurora