Brindis de Rosh Hashaná en los Institutos de Formación Docente

442

“El futuro de la educación judía está en las manos de ustedes. Les agradecemos el esfuerzo que hacen y les deseamos un año lleno de prosperidad, paz y bendiciones”.  Con estas palabras, el presidente de AMIA, Amos Linetzky, se dirigió a los alumnos de los profesorados de formación docente Agnón y Melamed, en el brindis que compartieron ante la llegada de un nuevo año.

El acto por Rosh Hashaná se realizó el pasado jueves 15 de septiembre, y  contó con la presencia del secretario general de AMIA, Gabriel Gorenstein; el integrante de la secretaría de Educación de la institución, Raúl Stolarza; el director del Vaad Hajinuj, Ariel Cohen Imach, y la directora general de los institutos de formación, Karina Gorenstein.

Antes del brindis, los estudiantes de los profesorados compartieron una actividad en la que pudieron reflexionar sobre las enseñanzas del año que termina, y los aspectos positivos y negativos del período que pronto llega a su fin.

En el encuentro no faltó el tradicional sonido del shofar y el pedido de buenos deseos para que se hagan realidad a lo largo del año 5783.

Al momento de compartir su mensaje, el director del área de Educación de AMIA eligió destacar la figura de Yosef, hijo de Jacob, como ejemplo de un hombre cuyas virtudes, a pesar de los grandes obstáculos que debió enfrentar en su vida, deben ser un faro a tener en cuenta, especialmente en estos días próximos a Rosh Hashaná, para poder superarnos y dar lo mejor de nosotros mismos, utilizando en forma plena el libre albedrío con que hemos sido dotados.

“La integridad, la bondad, la capacidad de revelar verdades que están ocultas para nuestros semejantes, son valores que debemos rescatar para enriquecernos mejor en las aulas, con nuestras familias, en los ámbitos en que interactuamos, y en la sociedad en su conjunto”, aseguró Cohen Imach.