Simjat Torá, la festividad de la alegría por tener escrita la palabra de D-s

1366

Después de los días de Sucot, la comunidad judía se prepara para recibir la celebración de Shminí Atzeret  y de Simjat Torá, momento del calendario en el que se concluye la lectura anual de la Torá y se comienza a leer, desde el principio, una vez más.

Para destacar el especial significado de ambas conmemoraciones, el Superior Rabinato de la República Argentina emitió un mensaje dirigido a toda la comunidad, que aquí reproducimos de manera completa:

“Estamos en los últimos días de la fiesta de Sucot, preparándonos para celebrar Shminí Atzeret y Simjat Torá, las celebraciones que finalizan las Altas Fiestas. Shminí Atzeret y Simjat Torá son días que nos invitan a concluir las fiestas con alegría, cantos y bailes”, comienza el mensaje a cargo del rabino Eliahu Hamra, secretario general del Superior Rabinato.

“Estas dos festividades comienzan el domingo 16 con la puesta del sol y finalizan el martes 18 con la salida de las primeras tres estrellas. Están relacionadas entre sí, pero a la vez son muy distintas.

Shminí Atzeret, es llamada “Shminí” al ser el día shmone = ocho de la fiesta de Sucot, y la el significado de “Atzeret” es detenerse. D-s nos llama a quedarnos a solas y detenerse con Él. Después que pedimos durante siete días por el bien de los 70 pueblos y de toda la humanidad, D-s nos invita a su casa a festejar con Él, para contar los pormenores entre D-s y el pueblo de Israel, de lo que acordó en estos últimos 7 días de los cuales pedimos para toda la humanidad.

El octavo día no rige más la obligación de habitar la Sucá. Según nuestros sabios, el Eterno pide a todos que hicieron, en el gran templo, peregrinaje para la fiesta de Sucot que no tengan prisa en marcharse y que permanezcan con Él un día más.

En todas las fiestas logramos la cercanía a D-s, a través de los preceptos como las cuatro especies de Sucot, pero en Shminí Atzeret ya no tenemos cumplimiento de preceptos especiales, porque la misma fiesta nos acerca a D-s sin necesitar intermediarios.

El día siguiente de Shminí Atzeret comienza Simjat Torá, la última fiesta de esta jornada de celebraciones que comenzó en Rosh Hashaná. Una alegría que viene impuesta desde arriba, para que nos alegráramos con el hecho de tener la palabra de D-s escrita, y que nos permite preservar esta cercanía con Él en estas fiestas.

En esta fiesta terminamos el ciclo de la lectura de la Torá que llevamos leyendo todos los sábados del año, y enseguida comenzamos a leerla nuevamente, con el sentido de llevar a través de su estudio, todos estos sentimientos sagrados de las altas fiestas a la vida cotidiana.

Conmemoramos esta fecha con festejos y actos públicos a fin de expresar nuestro júbilo y respeto a la Torá, cuyas enseñanzas dan propósito a nuestra vida. En los servicios de Simjat Torá se extraen del arca los rollos de la Torá y se baila en torno a ellos, realizando 7 vueltas al recinto en señal de alegría y estableciendo un nexo que va más allá de la razón. Es costumbre invitar en este día a leer la Torá a todo el público concentrado en la sinagoga incluyendo a los menores de 13 años, para que se unan a la fiesta.

Los sabios de la Cabalá nos enseñaron que el nombre de cada uno de nosotros está implicado en la Torá. Es por eso que la fiesta de Simjat Torá nos llama a festejar la posibilidad de estudiar la Torá día a día, y llevar a la práctica los mandamientos de D-s”, concluye el mensaje.