Votar por primera vez: olim jadashim latinos cuentan su experiencia

360

Las elecciones en Israel, las quintas en cuatro años, son también una oportunidad para muchos olim jadashim para participar de su primera experiencia electoral. AURORA habló con jóvenes recién llegados a Israel sobre sus sensaciones y experiencias votando por primera vez en el país.

“Las viví con mucho compromiso. Es distinto a Argentina, que sean opcionales nos pone en otro lugar. Uno elige hacerlo y elige interiorizarse. Las boletas no tienen caras, tenés que informarte”, cuenta Lula, llegada desde Argentina. «”Que emocionante, leyeron bien mi nombre”, dice entre risas, y deja una frase sobre lo que sintió: “Elijo votar no por el tiempo que llevo en el país si no por todo el que me queda”.

Algo parecido dice Luciano, también de Argentina. “No hay caras ni colores. Algunos amigos preguntaron. Lo bueno es que en los afiches electorales los candidatos ponen su boleta para que sepan cuál elegir. Además hay un afiche grande donde te muestra cómo está ordenado”.

Respecto a ser olé jadash durante las elecciones, Luciano destaca la “alegría” de los fiscales cuando llega un inmigrante. “Te tratan muy bien, los alegra ver que participamos de las elecciones”.

Otros marcan diferencias respecto a sus países de origen. Ilán, de México, cuenta que “estaba muy nervioso. Hay un gran acto de confianza en el sistema democrático. Hay un reconocimiento en que no importan las diferencias. La gente decide en el momento y está muy informada”.

Sara, de Colombia, resalta la velocidad de los comicios. “Fue más fácil y rápido de lo que pensé”, cuenta, y dice que se sintió “parte de la democracia. Mucho orgullo, mi familia siempre fue sionista y es chévere sentir que soy parte de la elección”.

Daniel Resnikow, de Uruguay, destaca que participar de los comicios demuestra la calidad del país. “Es un país que me recibió tan bien, en dos meses ya pude votar y eso demuestra cómo es Israel”. Además, se muestra sorprendido por la campaña electoral. “Las campañas son más duras, más agresivas. Mucha gente fue a votar, a todos les importa el país».

También deja un deseo. «Espero que se logré formar un gobierno estable. Aunque hayan muchas elecciones, lo que demuestra la situación compleja, siempre hay votos, es una fiesta democrática.»

Para Lucas, de Argentina, las elecciones también generan un compromiso. “Son mis segundas elecciones. En ambas trabajé para Yesh Atid (el partido de Yair Lapid). En la primera más en la propaganda, ahora estoy en los lugares de votación, haciendo recuento de votos. Desde mi experiencia, las votaciones son un día distinto. La gente se ve alegre, porque tiene tiempo, se van de paseo. Es un ambiente hermoso en la escuela donde se vota”, relata en un break de su tarea electoral.

“Fue una experiencia única, emotiva. Es algo que me realiza más como persona, como ciudadano. Es un pasito más. Me llamó la atención el sistema parlamentario, la formación de gobierno. Y que acá se dividen en pro-Bibi y anti-Bibi, es una locura. Mucha gente que lo ama y mucha que lo odia”. explica Ari Gurevich, también argentino, dando cuenta del clima polarizado de estos comicios.

Más noticias de Israel en Aurora