El Parlamento de Israel elegirá a su nuevo presidente el próximo lunes

311

El pleno del Parlamento de Israel se reunirá el próximo lunes para elegir a su nuevo presidente por solicitud del bloque ultraderechista de Benjamín Netanyahu, quien necesita cambiar varias legislaciones con el objetivo de cumplir sus acuerdos de coalición para formar el nuevo Ejecutivo.

Mickey Levy, actual presidente de la Knéset (Parlamento), aseguró que recibió la petición por parte de 64 de los 120 legisladores, por lo que “la votación tendrá lugar el próximo lunes 12 de diciembre a las 16:00”.

Esa fecha marcaba el plazo límite para que Netanyahu, quien ganó las últimas elecciones de Israel, formara un nuevo Ejecutivo.

Sin embargo, se espera que el ex primer ministro, quien ya gobernó Israel por un total de 15 años, pida una extensión de ese plazo, mientras allana el terreno para materializar los pactos de coalición que hizo con los ultraderechistas Itamar Ben Gvir y Bezalel Smotrich, y el homófobo y ultrareligioso Avi Maoz.

La elección de un nuevo presidente del Parlamento, que provenga del bloque que apoya a Netanyahu, es necesaria para que la coalición de derecha-religiosa entre en funciones, ya que varios de los nombramientos ministeriales previstos y los compromisos con los partidos de la coalición entrante requieren cambios en la legislación vigente.

Levy lamentó que “la inusual solicitud de que la elección del presidente de la Knéset coincida con la fecha de toma de posesión del Gobierno entrante, tenga el objetivo de promover una legislación que permita a las personas condenadas y sentenciadas a libertad condicional ejercer como ministros”.

El líder del partido ultraortodoxo Shas, Aryeh Deri, quien aspira a ejercer como ministro de Salud e Interior, tiene una condena por fraude fiscal.

“A pesar del enorme dolor que me produce saber que ésa es la intención de la coalición entrante, respetaré la voluntad del electorado”, subrayó Levy, miembro del partido centrista Yesh Atid, que lidera el primer ministro saliente Yair Lapid.

Por su parte, el partido de Netanyahu, Likud, confirmó que todas las facciones que forman su coalición -Sionismo Religioso de Smotrich, Poder Judío de Ben Gvir, Noam de Maoz y los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá- respaldan la sustitución de Levy por uno de los suyos.

Por otro lado, se espera que la nueva coalición apruebe la llamada cláusula de anulación, que permitiría a los miembros de la Knéset volver a promulgar una legislación anulada por la Corte Suprema de Justicia. Entre otras cosas, esta cláusula podría impedir cualquier impugnación legal del nombramiento ministerial de Deri.

Los críticos han advertido de que una cláusula de anulación alteraría gravemente la separación del poder Judicial y Legislativo, mientras que el extremismo del Ejecutivo entrante, el más derechista y religioso de la historia de Israel, ha desatado temores y críticas en el país y en el extranjero. EFE y Aurora

Más noticias de Israel en Aurora