AMIA y la Embajada de Francia recordaron a las víctimas del terrorismo

471

AMIA y la Embajada de Francia en la Argentina rindieron homenaje, este mediodía, a las víctimas del terrorismo internacional, en una emotiva ceremonia, organizada en conjunto, que tuvo como principales oradores al presidente de la institución Amos Linetzky, y a la primera consejera Celine Giusti.

El acto, en el que se compartió un minuto de silencio en honor a todas las personas que perdieron la vida en diferentes ataques perpetrados, se realizó con motivo del “Día nacional en homenaje a las víctimas del terrorismo”, que tuvo lugar el sábado pasado, en Francia.

La fecha fue adoptada hace cuatro años por el presidente Emmanuel Macron, en concordancia con el “Día europeo de las víctimas del terrorismo”, que recuerda a quienes fueron asesinados en los atentados cometidos en Madrid, el 11 de marzo de 2004.

Realizada en el Palacio Ortiz Basualdo, sede de la embajada ubicada en la calle Cerrito, la ceremonia contó con la presencia de funcionarios, diplomáticos, autoridades comunitarias y representantes de diferentes entidades sociales.

Celine Giusti

Al momento de compartir su discurso, la primera consejera Celine Giusti sostuvo: “La AMIA es un socio histórico de la Embajada, y apoyamos su trabajo sobre la solidaridad internacional hacia las víctimas de terrorismo. Queremos promover procesos de intercambio, de buenas prácticas, como lo hemos hecho a nivel internacional, para darles el mejor apoyo posible a las víctimas”.

“Las víctimas de actos terroristas merecen toda nuestra consideración. Tenemos una deuda con ellos. La deuda de la memoria. Al conmemorarlas, no solo honramos su historia, sino que nos oponemos a quienes pretenden destruir la vida, y sembrar el horror”, agregó. “Frente a la furia de los asesinos, nosotros debemos responder con lo que ellos intentan destruir: el estado de derecho, la garantía de las libertades y la fuerza de la Ley”, concluyó.

A su turno, el presidente de AMIA, Amos Linetzky, destacó: “Junto con la Embajada de Francia en nuestro país, estamos unidos en la condena al accionar terrorista y en el reclamo de justicia. La cooperación nos abre la puerta a la esperanza; nos hace más fuertes para seguir de pie y seguir denunciando al terrorismo internacional”.

“Debemos entender que el fundamentalismo terrorista es un enemigo de la humanidad, una amenaza a la libertad, a la paz. Es enemigo de todos los derechos que tanto costaron conseguir.  El entendimiento de este concepto es esencial para poder avanzar, para que la cooperación sea un hecho”, sostuvo.

Amos Linetzky

En nombre del canciller argentino, Santiago Cafiero, estuvo presente en la ceremonia el subsecretario de política exterior de la Nación, Claudio Rozencwaig, quien compartió unas palabras ante los presentes. En su mensaje, se refirió a los dos “gravísimos” atentados terroristas que sufrió la ciudad de Buenos Aires, en 1992 y en 1994.

“Aprovechamos esta posibilidad para instar a la República Islámica de Irán a que coopere con las autoridades judiciales argentinas para avanzar con la investigación contra el atentado a la AMIA. También instamos a la comunidad internacional a que nos acompañe en nuestra lucha evitando recibir o cobijar a cualquiera de los imputados, aun cuando gocen de impunidad diplomática. Debemos recordar que sobre ellos pesan solicitudes de captura internacional y alertas rojas”, señaló el subsecretario.

Ante los presentes, los oradores coincidieron en remarcar la necesidad de recordar y realizar acciones de manera permanente a favor de la paz, la justicia y la defensa de la vida.