La compañía israelí Edete combate el cambio climático con una máquina de polinización mecánica artificial

489

En la comunidad científica y la protección ambiental se le llama “crisis de los polinizadores” a la disminución radical del total de abejas silvestres y domesticadas. La polinización animal es el proceso ecológico fundamental para garantizar la reproducción de la mayoría de plantas y cultivos.

Si bien la sociedad actual necesita cada vez más polinización, porque cultiva cada vez más alimento, la evidencia científica indica que cada vez hay menos abejas. Es decir, menos agentes de polinización.

Algunos de los factores que causan esta disminución son el cambio climático, la utilización de pesticidas y la aparición de nuevas pestes. Pero también intervienen patógenos, especies exóticas invasoras y la modificación genética de organismos, entre otras variables.

Edete es una compañía israelí que busca aportar soluciones para esta crisis. En los últimos años comenzó a desarrollar una nueva tecnología. Se trata de un sistema de polinización mecánica artificial, que podría ser vital para la seguridad alimentaria de las próximas generaciones.

Eylan Ran, CEO de Edete, explicó que en la actualidad “no podemos producir la cantidad de cultivo que queremos”. Como el rendimiento de los cultivos es cada vez menor, los productores buscan conseguir una mayor superficie para cultivar. Así, se deforestan kilómetros y kilómetros de selvas y bosques en todo el mundo. Esto tiene efectos muy negativos para el medioambiente.

Ran sintetiza de manera simple lo que están haciendo en Edete. “Estamos creando un banco de polen, y en el momento indicado -en términos precisos y estadísticos- llevaremos el polen a los árboles, y los polinizaremos de manera eficaz, minimizando los factores que nos están perjudicando cuando dejamos que funcione de manera natural”, afirmó el CEO de la compañía israelí.

Más noticias de Israel en Aurora