A 29 años del atentado, AMIA convoca a participar, el martes 18 de julio, del Acto Central para exigir justicia

3791

Bajo el lema “Justicia ausente. Digamos presente”, y con la convocatoria conjunta de AMIA, DAIA y Familiares de las Víctimas, el martes 18 de julio, a las 9:53, comenzará, con el tradicional sonido de la sirena, el Acto Central para rendir homenaje a las 85 personas asesinadas en el atentado perpetrado  29 años atrás.

Frente a Pasteur 633, en el mismo sitio que fue elegido como blanco del terrorismo internacional, la conmemoración reunirá, nuevamente, a todas las voces comprometidas con la denuncia de la impunidad persistente en la causa, y con la adhesión al reclamo inclaudicable de justicia.

“Es muy difícil explicar lo que pasó el 18 de julio de 1994, pero también es difícil explicar todo lo que no pasó en 29 años”, aseguró el presidente de AMIA, Amos Linetzky. “Sigue pasando  el tiempo y continuamos sin ver avances en la investigación del peor atentado terrorista sufrido en nuestro país”, aseveró.

El ataque terrorista, cuya idea, planificación y ejecución fue acreditada por la justicia argentina a manos de integrantes de Hezbollah, y una conexión local, dejó el doloroso saldo de 85 víctimas fatales y más de 300 heridos. Ninguna persona ha sido condenada por el delito de lesa humanidad cometido.

“Cuando la justicia es lenta e ineficiente, la impunidad se acrecienta cada día que pasa y es inadmisible convivir con ella”, advirtió el titular de la AMIA.

“El próximo 18 de julio volveremos a estar presentes frente al lugar que se intentó destruir, para manifestar, públicamente, que seguimos de pie, que no nos han vencido, y que exigir justicia y castigo a los culpables es un imperativo ético al que no renunciaremos”, sentenció.

A semanas de cumplirse un nuevo aniversario de la explosión del coche-bomba que impactó contra el edificio de la AMIA, el presidente de la entidad manifestó: “Es inaceptable que todavía reine la incertidumbre en puntos cruciales. Todavía no sabemos, entre tantas otras cosas, de dónde provino el explosivo que usaron los terroristas, ni cómo lo consiguieron. Todavía no sabemos dónde se terminó de armar la camioneta-bomba. Todavía no sabemos a quién se la entregó Telleldín. Todavía no sabemos quién la ingresó en el estacionamiento ubicado tan sólo a pocas cuadras de la AMIA, el 15 de julio de 1994”, puntualizó.

“Incluso sobre aquello que sí sabemos, no vemos resultados. La investigación arribó a conclusiones claras sobre quiénes son los sospechosos principales de organizar el atentado. Pero los mismos no comparecen ante la justicia”, remarcó.

En este sentido, los viajes de los acusados por distintas partes del mundo, en países que no colaboran con la justicia local, es una de las situaciones que  AMIA ha denunciado en reiteradas oportunidades.

“Convocamos a toda la sociedad a que nos acompañe el martes 18 de julio, a las 9:30, para juntos decir presente, ante una justicia que está ausente”, instó el titular de la entidad. “Seguiremos exhortando a que se redoblen todos los esfuerzos necesarios, para que la masacre contra la AMIA no quede impune”, concluyó.