Más de 400 alumnos participaron de la Clase Abierta

268

Con la organización del área de Educación de AMIA y la presencia de más de 400 alumnos, el miércoles 5 de julio se desarrolló la decimosexta edición de la Clase Abierta, una actividad que se realiza, cada año, con la intención de que alumnos de segundo año del colegio secundario, conozcan en profundidad las consecuencias que produjo en la sociedad el ataque terrorista perpetrado el 18 de julio de 1994.

Realizado en Pasteur 633, el encuentro convocó a estudiantes de ORT Yatay y Montañeses, Scholem Aleijem, Martín Buber, Yeshurun Tora, Tarbut, Wolfsohn Bet Mordejai, San Miguel, Instituto Huergo, Instituto La Salle, Instituto Evangélico Americano y Escuela Cristiana Evangélica de Lanús.

El presidente de AMIA, Amos Linetzky, quien fue uno de los oradores de la Clase Abierta, agradeció a las autoridades, directivos y alumnos por su presencia. “Es inmenso e indescriptible el dolor que hoy siguen sintiendo los familiares que perdieron a sus seres queridos como consecuencia de un acto terrorista feroz y descomunal. No solo extrañan a sus hijos, a sus madres, a sus padres, a sus tíos, abuelos, primos, o amigos. Sino que, a la herida causada por perderlos de un modo tan cruel e inhumano, deben sumarle el padecimiento porque todavía no se hizo justicia”, sostuvo Linetzky.

“Nos pusimos de pie tras el intento de destrucción que sufrimos. En la actualidad, AMIA desarrolla cientos de proyectos que benefician a miles de personas, judías y no judías, en Buenos Aires y en todo el país. Esa es la manera que encontramos para responder ante quienes buscaron hacernos desaparecer”, enfatizó el titular de la AMIA.

Amos Linetzky.

A su turno, Constanza Ortiz, directora de la Dirección General de Educación de Gestión Privada del Ministerio de Educación del gobierno porteño, destacó: “La memoria nos permite recordar quiénes somos, de dónde venimos y representar las experiencias personales y comunitarias, que a lo largo de nuestras vidas nos fueron constituyendo. Ese hilo invisible que une a las generaciones. La memoria es también un faro que nos guía hacía el futuro”, expresó la funcionaria ante los alumnos.

“Ustedes son hoy el presente y están ayudando a construir el futuro. En ese sentido, el poder tener memoria, recordar, es importante para poder construir el futuro y la sociedad que queremos”, concluyó Constanza Ortiz.

Uno de los momentos más emotivos del encuentro fue el testimonio que brindó Jennifer Dubín, quien perdió a su papá, Norberto, cuando tenía 8 años. Norberto trabajaba en el área de Sepelios Comunitarios de la institución y fue alcanzado por la bomba que explotó en la AMIA en la fatídica mañana del 18 de julio de 1994.

“A mis 8 años tenía la ilusión de que mi papá vuelva conmigo, y no pasó”, expresó Dubín, quien compartió su mensaje, acompañada por sus hijos de 13 y 9 años. “Después del 24 de julio, que fue el día que enterramos a mi papá, ahí empezó el atentado de mi vida, porque se derrumbó todo”, recordó.

La Clase Abierta estuvo conducida por Ariel Cohen Imach, director del Vaad Hajinuj de AMIA, área encargada de la organización de esta iniciativa dirigida a las nuevas generaciones.

“Venimos hoy aquí orgullosos de que la comunidad judía de la Argentina ha sabido renacer fortalecida, y sigue aportando a la sociedad toda su riqueza cultural, espiritual, artística, religiosa y de compromiso social. Orgullosos de la enorme obra que la AMIA sigue realizando en Educación, Programas Sociales, Cultura, posibilidades de empleo y muchas otras áreas. Orgullosos de no permitir que el paso del tiempo, nada menos que 29 años, nos impida seguir clamando por justicia”, aseguró Cohen Imach en el encuentro.

La actividad contó con la presencia de Pamela Malewicz, subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires; Cristina Carriego, directora pedagógica de la Dirección General de Educación de Gestión Privada (DGEGP) de la ciudad; y María Isabel Orsini y María Inés Zúñiga, integrantes del equipo de la Dirección de Educación Pública de Gestión Privada del Ministerio de Educación de la Nación. Por parte AMIA, del secretario general, Gabriel Gorenstein, y el tesorero y secretario de Educación, Ariel Halperín.

Durante la Clase Abierta, el grupo de música del colegio Scholem Aleijem interpretó dos canciones a modo de homenaje a las víctimas, y adhesión al reclamo de justicia.