En la Legislatura porteña se rindió homenaje a las víctimas de la AMIA

186

A 29 años del atentado terrorista contra la AMA, se realizó, en la tarde del 18 de julio, un emotivo acto en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, en el que se destacó la importancia de no olvidar y de seguir manteniendo vivo el reclamo de justicia.

El homenaje a las 85 víctimas fatales de la AMIA contó con la presencia del presidente de la institución, Amos Linetzky; el embajador de Israel, Eyal Sela; el vice embajador, Adan Levene; el diputado Claudio Romero, quien organizó el encuentro, y Roberto García Moritán, entre otros legisladores que se hicieron presentes.

Uno de los momentos más conmovedores de la recordación tuvo lugar cuando compartió su mensaje Jennifer Dubin, hija de Norberto Dubin, una de las 85 víctimas fatales del atentado.

“Desde que puedo, voy a todas partes, para honrar a todas las víctimas. No solo a mi papá, ya que sus pérdidas afectaron no solo a la comunidad judía, sino a todo el país. Después de 29 años, no hemos obtenido nada más que dolor”, expresó.

En su discurso, el presidente de AMIA agradeció a todos los presentes por su asistencia y resaltó la valentía y firmeza de los familiares de las víctimas para seguir estando de pie y seguir denunciando la impunidad. “Este acto nos permite mantener viva la memoria y reafirmar nuestro compromiso inquebrantable de seguir buscando la justicia y la verdad. La democracia no está completa si la democracia no funciona”, aseveró.

Además de Linetzky, en el acto realizado en la Legislatura estuvieron presentes, por parte de AMIA, el secretario general Gabriel Gorenstein; el prosecreatio 1°, Gustavo Sakkal, el rabino Eliahu Hamra, y el director ejecutivo Daniel Pomerantz.

“Quienes estamos aquí compartimos un propósito común: no permitir que la tragedia sea olvidada y asegurar que la voz de las víctimas siga resonando en cada acción que emprendamos.  A 29 años del atentado que cambió la historia de nuestro país, todavía tenemos que pedir por justicia y verdad”, expresó el diputado Romero en el acto que tuvo lugar en el salón Montevideo del palacio legislativo.