Visitó la AMIA el Gran Rabino asquenazí de Israel, David Baruch Lau

610

Tras su llegada a la Argentina, el Gran Rabino asquenazí de Israel, David Baruch Lau, visitó el lunes 31 de julio la sede de la AMIA, donde mantuvo una serie de encuentros y reuniones con autoridades rabínicas y con referentes de la comunidad judía local.

Al ingresar al edificio ubicado en Pasteur 633, el Gran Rabino Lau fue recibido por el presidente de AMIA, Amos Linetzky; el rabino Eliahu Hamra; el secretario general, Gabriel Gorenstein; el tesorero Ariel Halperín, y el director ejecutivo Daniel Pomerantz.

Junto con ellos, y en compañía del embajador argentino en Israel, Eyal Sela, David Baruch Lau encendió una vela en honor a las 85 víctimas fatales del atentado terrorista del 18 de julio de 1994, frente al memorial que, en la plaza seca de la institución, recuerda los nombres de cada una de las personas asesinadas.

Tras el homenaje, el Gran Rabino participó de un encuentro con dayanim en el Rabinato de la AMIA, donde abordó diferentes temas halájicos, momento que contó con la presencia del Rab Samuel Levin.

“Estamos muy honrados y agradecidos por recibirlo en nuestra casa”, aseguró Amos Linetzky, presidente de AMIA, antes del almuerzo comunitario que se organizó en la institución para darle la bienvenida. “Trabajar por el bienestar de la comunidad es el objetivo que compartimos”, agregó el titular de la entidad para resaltar los valores de entrega, compromiso y dedicación desinteresada que David Lau representa.

En el encuentro estuvo presente el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, quien asistió para agradecer a Lau la visita que el mandatario provincial pudo hacer a Israel en el marco de la última celebración de Jánuca.

El compromiso de AMIA con el futuro de la educación, la tarea social que realiza, y el fortalecimiento de la comunidad judía local fueron algunos de los puntos que el Gran Rabino David Lau destacó en el mensaje que allí compartió.

El Gran Rabino asquenazí de Israel agradeció también las muestras de respeto y consideración que le brindaron al llegar por tercera vez al país. Lau estuvo por primera vez en la Argentina en julio de 2017, y repitió su visita en 2019.  En ambas estadías, desplegó una intensa agenda de actividades junto a rabinos de diferentes instituciones, templos y centros comunitarios.

Luego del almuerzo, Lau fue recibido por referentes comunitarios en el quinto piso de la institución. Además del presidente de AMIA y el embajador de Israel en la Argentina, participaron de ese encuentro el presidente de DAIA, Jorge Knoblovits; el presidente del Keren Kayemet Leisrael en Argentina, Daniel Lew; el presidente de Hatzalah, Luciano Skef; el presidente de la Organización Sionista Argentina, Demián Stratievsky; la representante para el Cono Sur de América Latina de la Organización Sionista Mundial, Gabriela Glazman; y representantes de Jabad Lubavitch Argentina, FACCMA, CUJA y la Asociación de Abogados Judíos, entre otras organizaciones.

Antes de firmar el Libro de Visitas de AMIA, el Gran Rabino Asquenazí de Israel remarcó el carácter hospitalario que Argentina demostró con las personas judías que eligieron esta tierra para vivir. “Sabemos ser buenos hermanos cuando atravesamos momentos difíciles, y también debemos ser buenos hermanos en tiempos de alegría”, señaló.

El Gran Rabino asquenazí de Israel fue homenajeado el lunes pasado en una cena de gala, que tuvo lugar en las instalaciones del Hotel Alvear Icon, donde se desarrolló el Encuentro Rabínico de América Latina, una iniciativa que cuenta con el apoyo de AMIA y la International Assembly of the Conference of European Rabbis, y en la que participaron más de treinta rabinos de nueve países de la región. El encuentro finalizó el miércoles 2 de agosto y contó con una disertación magistral del Gran Rabino Lau.