En un emotivo encuentro, compartió su testimonio la madre de un joven secuestrado por Hamas

302

En un clima de profunda emoción, y ante una gran concurrencia, el lunes pasado tuvo lugar, en el Palais Rouge, el encuentro exclusivo para mujeres, que organizó AMIA, en alianza con Mujeres Unidas para traer la Gueulá, y el Foro de Familias de secuestrados y desaparecidos, a manos del grupo terrorista Hamas.

A cinco meses del brutal ataque perpetrado en el sur de Israel, la actividad, que tuvo como lema “La energía femenina transforma el mundo”, contó con el testimonio de Einav Efrat Danino, madre de Ori, secuestrado en Gaza el 7 de octubre pasado, en la víspera de Simjat Torá.

“Quiero agradecer a cada una de ustedes, que está hoy acá, por el cariño, por el apoyo”, expresó Einav, antes de compartir con la audiencia su historia personal, y su lucha para lograr la liberación de todas las personas que aún permanecen secuestradas.

“Cada noche que intento dormir, digo gracias a Ashem, que me eligió, y que eligió a Ori para esta prueba tan difícil, tan complicada. No le deseo esto a ninguna madre; irse a dormir sin saber dónde está su hijo, qué le está pasando”, manifestó al momento de compartir su mensaje. “Hasta que no nos falta, no nos damos cuenta de lo que teníamos”, aseguró emocionada. “Y eso es lo que le digo a Ashem cada mañana; gracias por lo que no tengo”.

La actividad contó con la presencia del presidente de AMIA, Amos Linetzky, quien destacó la entereza de Einav Efrat Danino, y su ejemplo inspirador para lograr fortalecernos.

Al hacer uso de la palabra, el titular de la institución se refirió también a la importancia de este tipo de encuentros para expresar el sentido de comunidad. “Esta reunión permite demostrar que Einav no está sola, y que ella pueda recibir el acompañamiento y la solidaridad de todos”, remarcó Amos Linetzky. “También este encuentro nos recuerda la importancia de la unión, y la importancia de no perder la esperanza en estos momentos”.

En su discurso, el presidente de AMIA hizo alusión al silencio “ensordecedor de organizaciones que deberían hablar y no hablan. Son silencios que aturden”, dijo en referencia a entidades de derechos humanos y protección de la infancia que no se han expedido ni intervenido para reclamar por la liberación de los rehenes de Hamas.

A su turno, el rabino de AMIA Eliahu Hamra, fue el encargado de pronunciar las oraciones, en lo que fue uno de los tramos más emotivos del encuentro. “Vamos a unirnos, en estos momentos, para rezar y pedir por la liberación de todas las personas que aún siguen cautivas”, sostuvo Elihau Hamra.

El encuentro incluyó un sentido mensaje de la rabanit Jani Ludman, un amasado de jalá compartido, para pedir por la pronta liberación de las personas que aún permanecen cautivas, y la actuación especial de la cantautora Frida Mizrahi, quien exhibió su talento en el escenario, para todos los presentes.

Cabe destacar que, el martes pasado, Einav Efrat Danino, fue recibida en la sede de AMIA, por autoridades de la institución, con quienes mantuvo un encuentro en el que se le expresó toda la solidaridad y apoyo. “Fue un honor poder recibir a Einav y escuchar su testimonio, y ser testigo de su fortaleza para atravesar una situación tan dolorosa y extremadamente compleja”, sostuvo Amos Linetzky, tras el encuentro.