AMIA y la Embajada de Francia recordaron a las víctimas del terrorismo

248

AMIA y la Embajada de Francia en la Argentina rindieron un sentido homenaje, el lunes pasado, a las víctimas del terrorismo internacional, en el marco de una emotiva ceremonia que fue organizada en conjunto.

La conmemoración tuvo como oradores al embajador de Francia, Romain Nadal; al presidente de AMIA, Amos Linetzky; al consejero consular de la embajada de Francia, Laurent Waksmann, y al sobreviviente del atentado del 18 de julio de 1994, Adrián Furman, y hermano de una de las 85 víctimas fatales de esa masacre.

Realizado en el Palacio Ortiz Basualdo, sede de la embajada ubicada en la calle Cerrito, el acto contó con la presencia de funcionarios, diplomáticos, autoridades comunitarias, y referentes del ámbito social y judicial.

La ceremonia se realizó con motivo del “Día nacional en homenaje a las víctimas del terrorismo”, que se conmemoró el 11 de marzo en Francia. La fecha fue adoptada hace cinco años por el presidente Emmanuel Macron, en concordancia con el “Día europeo de las víctimas del terrorismo”, que recuerda a quienes fueron asesinados en los atentados cometidos en Madrid, hace 20 años.

“El terrorismo volvió a demostrar aquello que nosotros tantas veces recordamos y que se evidencia una y otra vez. Sus enemigos no son Israel, Estados Unidos, Francia, España, Inglaterra, Argentina o la comunidad judía. Los destinatarios de ese odio sin límites somos simplemente todos. Todos los que pensamos diferente. Todos los que defendemos los derechos humanos, el derecho de las minorías, el libre pensamiento, el análisis crítico, el respeto por el otro, el debate de ideas, y la celebración de las diferencias”, expresó Amos Linetzky, al momento de compartir su mensaje.

A su turno, el embajador Romain Nadal, quien recordó los atentados aún impunes contra la embajada de Israel en la Argentina, y contra la AMIA, sentenció: “Permanecer unidos en la lucha contra el terrorismo, dando el mejor apoyo posible a las víctimas, es la mejor respuesta contra esa lacra”.

“A pesar de su obsesión por sembrar división, los terroristas no han destruido la fraternidad que nos mantiene unidos a franceses, argentinos, israelíes y a todos los que comparten los mismos valores de la libertad y el estado de derecho”, aseguró.

Uno de los momentos más emotivos del acto estuvo dado por el discurso de Adrián Furman, hermano de Fabián, una de las 85 víctimas fatales del atentado a la AMIA, y sobreviviente del ataque del que se cumplirán 30 años el próximo 18 de julio.

En su mensaje, Adrián Furman rescató el poder de los seres humanos para resistir y reponerse de la adversidad. “La culpa de haber sobrevivido aún me lastima”, dijo. “Todavía cierro los ojos y las imágenes de ese horror, reaparecen.”

“Debemos garantizar que aquellos que han cometido actos de terrorismo, sean llevados ante la justicia y enfrenten las consecuencias de sus acciones”, instó Adrián Furman en su discurso. “La impunidad solo alimenta el ciclo de violencia y sufrimiento. Y debemos asegurarnos que se haga justicia en nombre de todas las víctimas y sus familias”, resaltó.

Por su parte,  el consejero consular de la embajada de Francia, Laurent Waksmann, se refirió a la importancia de la solidaridad, la unión, el respeto, y la cooperación, como valores “fundamentales para construir un futuro en el que podamos erradicar la violencia, y trabajar juntos hacia una paz duradera”.

“Nuestros corazones están con los familiares de las víctimas, honramos y recordamos a cada una de ellas. Y son en parte el sostén, que nos da la fuerza para seguir luchando, ante esta cobarde expresión del mal”; sostuvo Waksmann en referencia al sanguinario accionar de los grupos terroristas.

Tras los discursos, se compartió en el acto un minuto de silencio en honor a todas las personas que perdieron la vida en diferentes ataques perpetrados y se escucharon los himnos de Francia, Argentina y Europa.