Presencia de AMIA en el acto central a 32 años del atentado a la Embajada

173

AMIA participó, el lunes pasado, del acto central que se realizó a 32 años del atentado terrorista contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, en el que fueron asesinadas 29 personas y más de 200 resultaron heridas.

En la conmemoración, que tuvo lugar en la esquina de Arroyo y Suipacha, el presidente de la institución, Amos Linetzky, junto con su par de la DAIA, Jorge Knoblovits, fueron invitados en representación de la comunidad judía argentina, a colocar una ofrenda floral para rendir homenaje a las víctimas fatales del brutal ataque.

Con la presencia del presidente de la Nación, Javier Milei, funcionarios, diplomáticos, dirigentes comunitarios, y familiares del atentado del 17 de marzo de 1992, y del ataque del 7 de octubre de 2023, el acto central tuvo como principales oradores al embajador de Israel en Argentina, Eyal Sela, y a la víctima sobreviviente, Alberto Kuperszmid.

“Hace 32 años que la organización terrorista Hezbollah acabó con este edificio, y sembró la muerte y el terror en esta tierra. Dos años después, la República Islámica de Irán volvió a planificar otro atentado. En esa ocasión terminó con la AMIA y con la vida de otras 85 personas inocentes”, expresó el embajador Eyal Sela en su discurso ante los presentes.

“Pasaron las décadas, y hace tan sólo unos meses, la organización terrorista Hamas ingresó el 7 de octubre al territorio de Israel, y acabó con más de 1.200 hombres, mujeres, niños, y ancianos, y volvió a escribir con sangre la historia de decenas de argentinos e israelíes que fueron asesinados o secuestrados”, agregó. “Argentinos e israelíes volvimos a fundirnos en este mismo dolor”, concluyó el diplomático.

ACTO DE LA JUVENTUD

Con la consigna “El terror no nos paraliza, la memoria nos moviliza”, La Juventud realizó, el domingo 17 de marzo, su tradicional acto para denunciar la impunidad vigente en la causa, y rendir un sentido homenaje a las 29 personas que fueron asesinadas en el ataque terrorista a la sede diplomática en Buenos Aires.

En la movilización, que reunió a más de 1.200 jóvenes representantes de diversas instituciones comunitarias, subió al escenario el sobreviviente Alberto Kuperszmid, para transmitir a los jóvenes su testimonio de aquel fatídico día.

Tras compartir un minuto de silencio, y mientras se daba a lectura a los nombres de las 29 personas que perdieron la vida en el ataque terrorista, los sobrevivientes Jorge Cohen y Lea Kovensky, y Maximiliano y Yanina Lancieri, hijos de Miguel Ángel, quien falleció en el atentado, encendieron velas en honor a todas las víctimas fatales.

En la recordación, que incluyó también el discurso que prepararon los integrantes de La Juventud y la presentación del ensamble musical de la tnúa Israel Hatzeirá, se realizó una intervención artística y se proyectó un video que contó con la participación de los jóvenes, quienes hicieron hincapié en la búsqueda de la verdad y la falta de justicia.

Además, antes del comienzo del acto formal, los participantes pudieron recorrer los stands que diferentes instituciones comunitarias instalaron sobre la plaza seca, con diversas propuestas que contribuyen a fortalecer el ejercicio de la memoria, renovar el reclamo de justicia y rendir homenaje a las personas asesinadas 32 años atrás.