Un legado para toda la comunidad: AMIA inauguró las nuevas salas velatorias de la calle Loyola

894

Ante una gran concurrencia y en el marco de un importante acto institucional que incluyó el tradicional corte de cintas, AMIA inauguró, el martes 26 de marzo, las nuevas salas velatorias de su sede de la calle Loyola 1139, diseñadas para poder brindar un mejor servicio a las familias de la comunidad.

“Hoy es un día especial en el que sentimos el inmenso orgullo de una etapa cumplida. Un logro compartido por quienes lo imaginaron, lo soñaron, lo proyectaron, lo comenzaron y lo finalizaron. Un legado para la comunidad en su conjunto”, aseguró el presidente de AMIA, Amos Linetzky, al momento de compartir su mensaje con todos los presentes.

“Para nuestra tradición, la dignidad de las personas fallecidas y el acompañamiento a las familias que despiden a un ser querido, son preceptos muy relevantes”, remarcó el titular de la entidad. “La comunidad judía merecía tener en nuestra ciudad un espacio como éste. Confortable, luminoso, amplio, en el que el respeto sea protagonista dentro de una atención de excelencia”, precisó.

La inauguración oficial de las salas velatorias de la institución contó con varios momentos significativos. El primero de ellos fue la colocación de la mezuzá, en el exterior del edificio, que estuvo a cargo del Rabino de AMIA, Eliahu Hamra.

El segundo momento importante estuvo dado por el tradicional corte de cinta, que fue protagonizado por representantes de la Comisión Directiva anterior, que comenzó la obra, y por Amos Linetzky, Gabriel Gorenstein, y Ariel Halperín, integrantes de la actual gestión que siguió adelante con el proyecto hasta su etapa final.

Como símbolo de continuidad comunitaria y para resaltar el significado del logro compartido, la placa inaugural de la renovada sede fue descubierta por Amos Linetzky y los expresidentes de AMIA Ariel Eichbaum, Leonardo Jmelnitzky, Guillermo Borger, Abraham Kaul, y Oscar Hansman.

La remodelación integral del lugar, que estará activo a partir de abril próximo, permitirá brindar una mejor atención de los servicios rituales y acompañamiento espiritual que ofrece la institución.

La obra que acaba de finalizar incorporó un conjunto de criterios arquitectónicos contemporáneos y sustentables, que hará posible recibir a las familias en un ámbito de mayor comodidad y recogimiento al momento de despedir a sus seres queridos.