El Espacio de Arte AMIA inauguró “Evidencias”, la muestra del fotógrafo Enrique Shore

577

Con una numerosa convocatoria quedó inaugurada, el jueves 25 de abril, en la sede de Pasteur 633, “Evidencias. Fotografías de Enrique Shore”, la impactante muestra con la que AMIA decidió conmemorar los 40 años de la entrega, al presidente Raúl Alfonsín, del informe final de la Comisión Nacional Sobre Desaparición de Personas (CONADEP), “Nunca Más”, que tuvo lugar el 20 de septiembre de 1984.

El evento de inauguración de la exhibición, contó con las palabras de Gabriel Gorenstein, secretario general de la institución; Elio Kapszuk, director de Arte y Producción de la entidad, y curador de la muestra, y de Zulema Chester, integrante de la Asociación de Familiares de Desaparecidos Judíos.

“El ejercicio de la memoria, el respeto por los derechos humanos, la búsqueda incansable de la verdad y la justicia, son rasgos que forman parte de nuestra identidad”, expresó Gorenstein al momento de brindar su mensaje.

“Esperamos que todos puedan apreciar esta muestra tan relevante, que nos conmueve, interpela y convoca a seguir reflexionando sobre uno de los capítulos más tristes de nuestra historia como país”, concluyó.

Gabriel Gorenstein brindó la bienvenida a los presentes.

A su turno, Elio Kapszuk agradeció la presencia de los asistentes, y a Enrique Shore por su compromiso con la “Memoria, la Verdad y la Justicia”.

“La profunda humanidad de Enrique se revela en toda en toda su carrera periodista pero también en cada movimiento quirúrgico que adaptó para despersonalizar cada una de las imágenes que hizo para la CONADEP. Despojándolas de cualquier tipo de protagonismo personal, para darles su lugar como testimonio, como evidencias”, detalló Kapszuk.

“La atroz dictadura, que sucedió entre 1976 y 1983 en nuestro país, es algo que no solamente queremos recordar, si no que vamos a luchar contra el trabajo corrosivo del olvido”, agregó.

Por su parte, Zulema Chester renovó el pedido de justicia, y recordó a su padre, Jacobo, quien era un trabajador del Hospital Posadas, y fue desaparecido durante la última dictadura militar. “Ojalá que todos puedan sentir lo que significan estas fotos. Sobrevivientes que vuelven a visitar los espacios y los lugares de cautiverio. Realmente es muy fuerte”, sostuvo.

De izq a der: Elio Kapszuk, Enrique Shore, Zulema Chester, Gabriel Gorenstein y Daniel Pomerantz.

Uno de los momentos más emotivos de la inauguración fueron las palabras de Enrique Shore, quien se refirió a la muestra, que realizó junto con la AMIA, como un “viaje al pasado, que también es un viaje al futuro, porque sólo conociendo e incorporando nuestra historia podemos tener esperanzas de futuro”.

“Muchas de estas imágenes reflejan momentos terribles, pero aún siendo fuertes y tristes, mi mensaje es positivo y de esperanza”, expresó emocionado. “Es por eso que la muestra tiene cuatro partes fundamentales: los reconocimientos de la CONADEP, las fotos inéditas de la preparación del informe, el contexto de movilización popular de esa época y mis fotos actuales de naturaleza”, detalló.

Al finalizar su discurso, Shore dedicó unos minutos para hablar de Franca Jarach, quien era su novia cuando la secuestraron con sólo 18 años en 1976, y a quien le dedicó la muestra fotográfica en su memoria.

La foto de Franca Jarach forma parte de la muestra “Evidencias”.

“Mi mensaje es de esperanza, pero también de la necesidad de tener Memoria. No nos olvidemos, recordar nuestra historia es la única manera para que este horror no se repita NUNCA MÁS”, concluyó.

La muestra “Evidencias” podrá visitarse, hasta el viernes 31 de mayo, en el Espacio de Arte AMIA, con entrada gratuita, en la calle Pasteur 633, de lunes a jueves de 10 a 19, y los viernes de 10 a 16. Para ingresar, solo es necesario concurrir con DNI.

ACERCA DE “EVIDENCIAS”

A través de 176 fotografías, “Evidencias” abarca tres grandes temas en los que Shore se destacó a lo largo de su notable carrera. Por un lado, la exhibición presenta 83 imágenes sobre el trabajo que realizó para la CONADEP, para acompañar el informe sobre las desapariciones forzadas, los secuestros y asesinatos cometidos entre 1976 y 1983.

Para hacer su tarea, Shore recorrió cada uno de los centros clandestinos de detención, visitó las celdas, estuvo presente en las cámaras de tortura, y escuchó, de primera mano, los relatos de los desaparecidos liberados. “Todo eso hizo que tomaran forma concreta todas las fantasías que tuve sobre este tema”, escribió Shore, en un cuaderno con notas en las que fue plasmando, durante 1984, sus impresiones sobre la tarea que le fue encomendada.

Además de las fotos que probaron los delitos y de la represión ilegal cometidos por la dictadura, “Evidencias” presenta también 75 fotografías sobre la temática general de los derechos humanos.

Tal vez, para contrarrestar el horror que debió registrar, Shore se dedica últimamente a la fotografía de naturaleza, y en particular a fotografiar “pequeños pájaros que cantan y vuelan en libertad”, expresó Elio Kapszuk.

Esta última faceta de la carrera de Shore también está presente en la muestra donde se pueden ver 14 fotos tomadas a pájaros en vuelo. “Una metáfora evidente, pero profunda. No se trata sólo de observación y retrato, sino de sentirse, por un rato, un ser alado”, señaló Kapszuk.