Columna de opinión sobre la lucha de las mujeres

123

(*) Por Bernardo Kliksberg

La gran mentira

En las teorías conspirativas circulantes en internet, se alega que la mujer tiene una mente limitada, y que solo se le debería encomendarles responsabilidades menores. También hay quienes, como los Ayatolas de Irán y los talibanes de Afganistán, afirman que no deberían estudiar. Además, un amplio sector del humor está constituido por insultos y burlas a la mujer.

Ellas han y están peleando duro para mostrar que se tratan de mitos y falacias que surgen de una cultura machista y que facilitan su explotación, la realidad es opuesta a las burdas mentiras.

Realidades

Algunas mujeres que han mostrados que los estereotipos carecen de validez.

  • El talmud dice que, como la divinidad no podía estar en todos lados para cuidar a cada uno de los seres que creó, delegó en la madre su atención. Ella es el grado mayor de abnegación y entrega. Sigmund Freud decía que es la persona con más sentimientos altruistas de la creación.
  • Una de las mayores gestas de la historia ha sido la lucha contra el nazismo, que exterminó un tercio del pueblo judío, medio millón de gitanos, miles de personas discapacitadas y de personas homosexuales. En primera fila de la lucha antinazi estuvieron las jóvenes judías de los guetos. Tenían entre 18 y 25 años, eran rubias, tenían tes blanca, y se hicieron pasar por polacas. Cumplían misiones súper arriesgadas. Llevaban mensajes, noticias, y víveres afuera y adentro del gueto. Zivia Lubetkin, formó parte de los cinco comandantes de la épica rebelión del gueto de Varsovia. Fue una de las pocas sobrevivientes y héroe nacional del estado de Israel.
  • Una indígena guatemalteca, Rigoberta Menchú, cuya familia fue asesinada ante sus ojos junto con más de 250 mil indígenas, jugó su vida para denunciar a los generales genocidas. Se le dio el Premio Nobel de la Paz.
  • Malala, una niña pakistaní, peleó desde los 13 años por el derecho a la educación de las mujeres en ese país. Recibió 14 balazos de los talibanes, también fue Premio Nobel, y sigue bregando por la plena apertura de la escuela a las niñas.
  • Mujeres de las castas inferiores, “Las parias”, están combatiendo contra la violencia de género desacerbado en la India y contra el rapto de mujeres y niños.
  • Madame Curie descubrió el uso médico de la radioactividad. Sin embrago, por ser mujer, no se le permitió entrar en la Academia de Ciencias de Francia. Discriminada por su género en su país, casi al mismo tiempo se le otorgaron los Premios Nobel de Física y de Química por sus notables aportes.
  • La gran dama del cine, Meryl Streep, ganadora de numerosos Óscar se puso al frente de la lucha contra las violaciones y la discriminación de las artistas en Hollywood. Asimismo ayudó a crear una fundación que defiende legalmente, sin cargo, a las mujeres agredidas sin recursos.
  • Rosa Parks, era una humilde maestra de escuela en Alabama, a quien en un bus público semi vacío, se la obligó a pararse porque estaba prohibido que las mujeres de color ocuparan asientos, si había hombres blancos parados. No se levantó, pensó en las generaciones humilladas, la enviaron a la cárcel, fue perseguida y amenazada por el Ku Klux Klan. Martin Luther King dijo “ella me abrió el camino”. Todos los ex presidentes vivos de USA acompañaron al presidente Obama cuando develó una estatua en su honor en el Capitolio.

Un ejemplo israelí

Las mujeres tuvieron un rol muy relevante en la construcción social, económica, cultural, educacional, y otros planos del Estado de Israel. Muchas ganaron lauros muy destacados y otras trabajaron silenciosamente aportando labores valiosísimas para la construcción de experiencias pioneras y de la solidaridad colectiva.

Representando una lista extensísima, está el nombre de Nehama Leibowitz, quien fue la mayor educadora del país en los textos bíblicos y el Talmud. Inventó, durante su entregada trayectoria de décadas, nuevos métodos para aprender y enseñar la sabiduría espiritual judía. Formó generaciones sobre la base de la auto interrogación continua. Fue designada profesora vitalicia de la Universidad de Tel Aviv y sus obras son fuente obligada de referencia. Se le confirió la máxima distinción de la Nación, el Premio Israel.

Una mirada de conjunto

Grandes mayorías de mujeres están hoy de pie contra la oprobiosa segregación de género y su ocultamiento. Forman parte de ella las madres entregadas, la nueva generación de científicas brillantes con escolaridad superior a la de los hombres, las valientes defensoras de los derechos humanos de las mujeres y su reivindicación plena. Es hora de erradicar las prácticas machistas cotidianas en todas sus expresiones.

(*) Bernardo Kliksberg es asesor especial de diversos organismos internacionales.