Más de 500 alumnos participaron de la Clase Abierta

182

Con la organización del área de Educación de AMIA y la presencia de más de 500 alumnos, el jueves 4 y el viernes 5 de julio, se desarrollaron las Clases Abiertas, una actividad que la institución realiza desde hace 17 años, con la intención de que alumnos de segundo año del colegio secundario, conozcan en profundidad las consecuencias que produjo en la sociedad el ataque terrorista perpetrado el 18 de julio de 1994.

Realizados en Pasteur 633, los encuentros convocaron a estudiantes de ORT Yatay y Montañeses, Scholem Aleijem, Martín Buber, Yeshurun Tora, Tarbut, Wolfsohn Bet Mordejai, San Miguel, Instituto Huergo, Paideia, Instituto Evangélico Americano, y Escuela Cristiana Evangélica de Lanús.

El secretario general de AMIA, Gabriel Gorenstein,  agradeció en una de las clases a las autoridades, directivos y alumnos por su presencia. “Ustedes tendrán la misión de seguir recordando, y de seguir levantando la bandera de la justicia. En verdad espero que las generaciones venideras solamente tengan la necesidad de homenajear a las 85 víctimas fatales, y no tener que seguir exigiendo que se haga justicia”, sostuvo Gorenstein.

A su turno, Constanza Ortiz, directora de la Dirección General de Educación de Gestión Privada del Ministerio de Educación del gobierno porteño, destacó: “El atentado a la AMIA se trató de un ataque contra los valores de la convivencia, la tolerancia y la paz que sustenta nuestra sociedad”.

“Es vital que sigamos sembrando los valores de la tolerancia y el respeto mutuo. La diversidad de nuestra sociedad es una fortaleza, pero debemos trabajar para asegurarnos de que todos podamos vivir en un entorno seguro y acogedor”, agregó la funcionaria ante los alumnos

Uno de los momentos más emotivos del encuentro fue cuando Marina Degtiar compartió su testimonio, como hermana de Cristian, quien tenía 21 años cuando fue asesinado en el atentado terrorista. “Recordar es una decisión. Nosotros elegimos recordar. Porque somos lo que recordamos. Porque somos lo que hacemos con ello que recordamos. Porque somos memoria compartida. Que es mucha más memoria”, expresó.

Las clases para alumnos estuvieron conducidas por Ariel Cohen Imach, director del Vaad Hajinuj de AMIA, área encargada de la organización de esta iniciativa dirigida a las nuevas generaciones.

“El tiempo no cicatriza todas las heridas, pero la memoria ayuda a transitarlas. En estos 30 años hemos construido memoria, y en los 10.944 días que han pasado desde el 18 de julio de 1994, no ha habido ni un día en que no exigiéramos justicia”, aseguró Cohen Imach en el encuentro.

“A 30 años del atentado terrorista, estamos hoy aquí orgullosos de que la AMIA y la comunidad judía de la Argentina, siguen aportando a la sociedad toda su riqueza cultural, espiritual, artística, religiosa y de compromiso social. Orgullosos de sobrevivir con memoria, y de no permitir que el paso del tiempo nos impida seguir clamando por justicia”, agregó.

En los encuentros, el grupo de música del colegio ORT interpretó dos canciones a modo de homenaje a las víctimas, y adhesión al reclamo de justicia.

Al finalizar cada actividad, los alumnos que lo desearon pudieron dejar un mensaje o una reflexión al dorso de las pancartas con los nombres y fotos de las víctimas fatales, las cuales pasaron a formar parte de una muestra colectiva que se exhibió en el hall de la institución.