El ministro de Salud porteño visitó el Centro de Día para Personas Mayores

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, estuvo presente en la AMIA, en el marco de una jornada realizada, en la sede de Uriburu 650, en la que se pusieron a disposición de los concurrentes del Centro de Día de Personas Mayores diferentes servicios que presta el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Acompañado por Sofia Torroba, subsecretaria para Personas Mayores, Quirós fue recibido por el director ejecutivo de AMIA, Daniel Pomerantz; la directora del departamento de Programas Sociales, Fanny Kohon, y el coordinador del área de Personas Mayores, Sebastián Fridman.

“Toda la actividad social que hace AMIA aquí es muy relevante. Tanta gente con tantas ganas de hacer cosas, de encontrarse, de revincularse con la vida”, manifestó el ministro después de la recorrida que realizó por el Centro de Día.

“Nosotros, desde la Secretaría de Bienestar, vamos a seguir acompañando todas las actividades que hagan falta. Y si hace falta que aprendamos algo nuevo para acompañarlos, también lo vamos a aprender, porque de eso se trata la función pública. Conectar con la sociedad, aprender, entender y dar servicio, así que en eso vamos a seguir”, expresó Quirós al dirigirse a las personas mayores.

La jornada que se realizó en Uriburu 650, incluyó –entre otras propuestas– el acercamiento a los concurrentes de diferentes proyectos que lleva adelante el gobierno porteño en el ámbito de la inclusión digital, la promoción de la vida saludable y los derechos de las personas mayores.

El Centro de Atención Integral para Personas Mayores de AMIA es una referencia en la región en términos de atención gerontológica profesional e integral. Ha sido distinguido en diferentes oportunidades por su abordaje para promover activamente los derechos en la vejez, y propiciar la autonomía de las personas mayores.

A cargo de un sólido equipo interdisciplinario, el Centro propone una grilla de más de 30 propuestas pensadas para satisfacer todos los intereses y necesidades: desde espacios de relajación y reeducación postural, teatro, danzas modernas, arte, tecnología y gimnasia hasta rikudim, musicoterapia, espacios de reflexión, narrativa y estimulación cognitiva.

Actividad para reflexionar sobre el buen trato a las personas mayores

En el marco del “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez”, que se conmemora cada 15 de junio, en la sede de Pasteur 633, se realizó la actividad “Hablemos de buen trato: Palabras que construyen realidades”.

Con la presencia de más de 80 personas mayores, el encuentro -que se realizó el lunes 13 de junio- fue organizado en conjunto por AMIA, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires y la Fundación Navarro Viola. El evento fue convocado por la “Red Mayores en Acción”, y la  “Red HelpAge Argentina”, de las cuales la institución forma parte junto a más de 50 organizaciones de la sociedad civil y organismos de Estado.

Las palabras de bienvenida a la actividad estuvieron a cargo de Sebastián Fridman, coordinador del área de Personas Mayores de AMIA, quién destacó la importancia de reflexionar sobre el buen trato hacia las personas mayores desde la perspectiva de los derechos humanos.

“El buen trato hacia las personas mayores es un paradigma que nos guía en nuestro quehacer cotidiano”, señaló. “Nuestro trabajo en el Centro Integral para Personas Mayores Jofesh se rige por dos ejes centrales, que están relacionados. El primero es concebir a los concurrentes como protagonistas, donde resulta fundamental escuchar su voz, y motivar que puedan comunicar sus intereses y necesidades. El segundo es el concepto de autonomía, entendida como la capacidad de poder tomar decisiones sobre lo que queremos hacer en cada momento de nuestra vida, y que no deberíamos perder nunca”, agregó.

El encuentro contó con la disertación de Gabriel Katz, comunicador y productor audiovisual especializado en gerontología, que invitó a los presentes a reflexionar acerca de los estereotipos y los prejuicios presentes en la sociedad en general y en los medios de comunicación, para referirse a las personas que se encuentran transitando la etapa de la vejez.

Luego fue el turno de Mario “Pacho” O’Donnell, escritor, médico especializado en psiquiatría y psicoanálisis, político e historiador argentino, quien en un mensaje grabado habló acerca del “viejismo” y las distintas formas de discriminación que sufren las personas mayores, y motivó a seguir activos en esta etapa de la vida, destacando la importancia de disfrutar sin dejar proyectos pendientes.

El cierre del evento contó con la propuesta de relajación corporal, a cargo de Omar Zayat, y la presentación del grupo de narrativa y escritura creativa de “Jofesh”, quienes leyeron un manifiesto, en el que expresaron varios de sus anhelos: “Nuestro deseo es que en un futuro cercano todas las personas mayores podamos tomar decisiones acerca de nuestras pertenencias. [..] Que podamos seguir aprendiendo. Qué podamos acceder a las nuevas tecnologías. Que no nos sobreprotejan. Poder enamorarnos. Podemos. Somos personas. Somos mayores”.

Participación en el XXII Congreso Mundial de Gerontología y Geriatría

Mediante la presentación de un abstract (resumen) que comprendió de qué manera el Servicio Social asistió y contuvo a las personas mayores durante la pandemia, AMIA participó en el XXII Congreso Mundial de Gerontología y Geriatría, que se desarrolló de manera virtual del 12 al 16 de junio.

Las jornadas fueron organizadas por la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría, una entidad que trabaja para promover la excelencia en la investigación y entrenamiento en Gerontología, y que desarrolla actividades con el fin de potenciar la calidad de vida y bienestar de todas las personas en su experiencia del envejecimiento.

El abstract que se elaboró desde el área de Programas Sociales se centró en los resultados de la investigación realizada a la población atendida por del Servicio Social de la entidad, que se enfocó especialmente en la situación de las personas mayores.

“De esta manera, se pudo analizar detalladamente el impacto que ha tenido el COVID-19 en sus condiciones de vida”, puntualizó Paula Jait, coordinadora de Servicios Sociales de la institución.

“La presencia de AMIA en este congreso adquiere gran relevancia ya que se trata de un encuentro que está considerado el más importante desde el punto de vista académico en temas de gerontología a escala global”, sostuvo Fanny Kohon, directora de Programas Sociales de la institución.

En la elaboración del abstract  también participaron, además de la directora y la coordinadora mencionadas, Sebastián Fridman, Karina Kroudo, y Laura Guardia Mayer.

“La promoción de los derechos de las personas mayores es un eje prioritario y permanente de nuestra tarea cotidiana. Tras la declaración de la pandemia, no sólo nos ocupamos de seguir de cerca y analizar los efectos que el aislamiento interpersonal provocó puntualmente en este segmento de la población, sino también de implementar y brindar soluciones concretas ante las necesidades que se fueron presentando”, aseguró  Sebastián Fridman, coordinador del área de Personas Mayores de AMIA.

“A pesar del confinamiento, encontramos alternativas para seguir comunicados, para seguir compartiendo espacios, y para seguir brindando las respuestas tendientes a garantizar las necesidades primarias, como lo son la alimentación y la salud”, agregó.

De las conclusiones obtenidas en el estudio, se puede mencionar que “si bien al analizar la situación socioeconómica de las personas atendidas por el Servicio Social de AMIA, desde un enfoque multidimensional, los hogares compuestos exclusivamente por personas mayores tuvieron comparativamente mejores condiciones de vida que el resto de la población (ya que en su mayoría cuentan con ingresos provenientes de la cobertura previsional y han recibido un refuerzo en sus prestaciones desde el inicio de la pandemia por haber sido considerado un grupo de riesgo)”.

A su vez, es importante considerar que “desde una perspectiva más integral, con el advenimiento de la pandemia se vieron expuestos a  enfrentar una creciente fragilidad psicofísica como así también, vieron significativamente afectada su integración familiar, social y comunitaria”, señala el estudio.

“Teniendo en cuenta lo expuesto, AMIA desarrolló diversas estrategias de apoyo enfocadas a reducir el impacto que el COVID-19 generó sobre las condiciones de vida, y a través de diferentes iniciativas, promovió nuevas formas de inclusión, integración y socialización”, se dejó constancia en el resumen presentado y expuesto en el congreso internacional.

Mensaje de la Red de Protección Social Comunitaria por el “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez”

Se conmemoró, el pasado 15 de junio, el “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez”, una fecha instaurada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para generar conciencia y poner de relieve una problemática de gran impacto social, que merece la atención de toda la comunidad y la adopción de políticas de Estado tendientes a mitigar las prácticas y actos abusivos dirigidos a este sector de la sociedad.

Con motivo de esta fecha, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), el American Jewish Joint Distribution Committee (El Joint), la Fundación Tzedaká y la Fundación de Acción Social de Jabad, instituciones que conforman la Red de Protección Social Comunitaria, lanzaron una campaña de comunicación para destacar la importancia de trabajar fuertemente en la prevención de todo tipo de violencia, y en la implementación de programas que promuevan el bienestar y la calidad de vida.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el 15% de las personas mayores de 60 años son víctimas de malos tratos en todo el mundo.

“Desde las instituciones que conforman la Red de Protección Social Comunitaria desarrollamos diariamente diversos proyectos destinados al bienestar de las personas mayores”, señalaron en el mensaje que difundieron de manera conjunta.

“A partir del diseño de propuestas pensadas y coordinadas por profesionales expertos, promovemos el ejercicio de sus derechos, la integración, la socialización, y recreación entre pares. Fomentamos la autonomía, el protagonismo y la dignidad reconociendo su rol fundamental en la sociedad y el valioso aporte que realizan”, remarcaron.

“Continuemos trabajando juntos contra toda forma de discriminación, ofreciendo espacios de vida plena para las personas mayores”, concluyó  el mensaje que la Red de Protección Social Comunitaria difundió en el “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez”.

Una gran peña folclórica convocó a los asistentes del Centro “Jofesh”

Con la participación de más de ochenta personas que asisten al Centro Integral “Jofesh” para Personas Mayores de AMIA, el viernes 20 de mayo en la sede de Uriburu 650, se realizó la “Peña folclórica”.

Vestido con los colores patrios, el coro que está integrado por concurrentes de “Jofesh” interpretó “Canción con todos”, de la reconocida Mercedes Sosa. Por otro lado, con la guía de las profesoras de danza del área de Personas Mayores, se invitó a los asistentes a bailar la canción “El tren del cielo”, de Soledad Pastorutti.

“Fue una mañana de pura diversión y alegría. Los docentes de canto, acompañados por guitarras y bombos, interpretaron diversas chacareras, y algunos de los participantes se animaron a bailar tango”, expresaron los organizadores. “Agradecemos la participación de los concurrentes y al equipo de profesores del área de Personas Mayores que hicieron posible este festejo”, agregaron.

Virtuali, el proyecto que une a voluntarios con personas mayores que quieren mejorar el uso del celular

En el marco de la segunda edición del proyecto de inclusión digital “Virtuali”, el área de Personas Mayores de AMIA, con el apoyo del Joint, convoca a quienes quieran mejorar el uso de las herramientas y aplicaciones del teléfono celular a inscribirse y ser parte de un proceso que será compartido con jóvenes voluntarios, que oficiarán de facilitadores.

“El año pasado Virtuali fue una experiencia innovadora, desafiante, y muy enriquecedora, tanto para las personas mayores destinatarias como para los voluntarios. Más allá del aprendizaje de las herramientas digitales, se generaron vínculos intergeneracionales muy fuertes y significativos”, señaló Sebastián Fridman, coordinador del área de Personas Mayores de AMIA.

Ahora, la nueva edición se propone ampliar su alcance. “Nuestro objetivo es volver a reunir a los participantes del año pasado y convocar a nuevos voluntarios y personas mayores. Esperamos lograr un alcance nacional a través de la articulación con instituciones de todo el ámbito comunitario”, adelantó.

Para el ciclo 2022 de Virtuali, los organizadores esperan brindar la posibilidad de generar encuentros virtuales y también presenciales a través de “postas Virtuali”, que serán puntos de encuentro en diferentes instituciones del país.

“Apostamos a seguir promoviendo proyectos de inclusión digital comunitarios, solidarios e intergeneracionales, con impacto concreto en la mejora de la calidad de vida de los destinatarios”, destacó Sebastián Fridman.

POR LA INCLUSIÓN DIGITAL Y LA INSERCIÓN SOCIAL

El proyecto Virtuali consiste en que voluntarios y voluntarias puedan acompañar a personas mayores que tengan ganas de aprender nuevas herramientas para utilizar en el celular. El proceso es individual, semanal, tanto presencial como virtual. Es decir, cada dupla decidirá si se encontrará de manera presencial en alguna de las sedes de las instituciones comunitarias que se ofrecerán, o si será virtual o en formato híbrido.

Con 12 encuentros previstos, el programa se extenderá por 3 meses. Cada facilitador planificará los contenidos según los intereses y necesidades de cada persona mayor.

Tener ganas de aprender o mejorar el uso nuevas herramientas es el requisito principal que deben cumplir las personas mayores que quieran sumarse a esta iniciativa que se propone  propiciar la inclusión digital de las personas mayores en pos de favorecer su autonomía, la integración social y comunitaria y reducir la brecha digital existente. “Apuntamos a personas que tengan diversos niveles en el uso de las herramientas. Tendrán tiempo de inscribirse hasta el martes 21 de junio. Más adelante, también pondremos a disposición otras fechas para poder sumarse”, indicaron desde el área de Personas Mayores de AMIA.

Para la inscripción, las personas interesadas deberán registrarse en https://forms.gle/vqPktuceftzP8QZv8  o escribir un correo a virtuali@amia.org.ar

AMIA lanza un programa para brindar apoyo a quienes cuidan a sus familiares o amigos

Con el propósito de brindar información, herramientas y apoyo a las personas que cuidan a sus familiares o amigos en la etapa de la vejez, el área de Personas Mayores de AMIA ideó y pondrá en marcha, el próximo mes, un nuevo programa de acompañamiento y capacitación.

Se trata de “Camino compartido”, una iniciativa de alcance nacional que se llevará adelante de manera gratuita, por la plataforma Zoom, y que abarcará encuentros virtuales mensuales, a cargo de reconocidos especialistas en el ámbito gerontológico, y también  grupos quincenales de apoyo y contención.

El primer encuentro se llevará a cabo el miércoles 8 de junio, a las 18:30, y tendrá como disertante a Laura Bosque, directora ejecutiva de la Fundación Trauma, quien desarrollará el tema “La familia y el cuidado de personas mayores: Desafíos y oportunidades”.

“El espacio es abierto a toda la sociedad, no arancelado y solo requiere inscripción previa”, precisó Sebastián Fridman, coordinador general del área de Personas Mayores de AMIA. “Se sabe que, en nuestro país, un alto porcentaje de tareas de cuidado a las personas mayores en situación de dependencia, es realizado por cuidadores familiares, y generalmente la tarea se realiza sin que se tengan los conocimientos necesarios”, advirtió.

“Por eso, esta iniciativa viene a cubrir un aspecto muy importante, como lo es el hecho de que los cuidadores puedan tener a mano mejores herramientas para asistir a sus seres queridos, y que puedan compartir sus experiencias con personas que están atravesando la misma situación”, remarcó.

Los encuentros, que tendrán lugar hasta diciembre, abarcan un amplio abanico de temas. Desde primeros auxilios en el hogar, características de los diferentes dispositivos de cuidados y pautas clave para su gestión, hasta cambios psicológicos en la vejez, y estrategias de acompañamiento de personas con deterioro cognitivo y demencias, entre otros aspectos.

“Cuidar a un familiar que cuida es una tarea que no puede ser soslayada, y que merece ser abordada integralmente desde una mirada profesional. Este programa no solo es innovador en ese sentido, sino que procura ser una caja de herramientas, útil y concreta, para las personas que realizan una labor tan desafiante”, concluyó el coordinador general del área de Personas Mayores de AMIA.

Para más información y para efectuar la inscripción previa para formar parte de “Camino compartido”, los datos de contacto son caminocompartido@amia.org.ar y el número de WhatsApp 1130105810.

Concurrentes de “Jofesh” se interiorizaron en ciberseguridad

Más de 50 asistentes del Centro Integral para Personas Mayores de AMIA participaron del taller “Prevención delitos tecnológicos”, actividad que estuvo a cargo de la Superintendencia de Lucha contra el Cibercrimen de la Policía de la ciudad de Buenos Aires.

En la sede de Uriburu 650, los participantes se interiorizaron sobre cuáles son los engaños y delitos tecnológicos más comunes, y recibieron consejos y herramientas para poder reconocer cuando un sitio online no es seguro.

“También hablamos de la ‘identidad digital’, que son todos los rastros que dejamos al navegar por internet, y de la importancia de hacer un uso responsable cuando utilizamos las redes sociales”, expresaron los organizadores.

La actividad formó parte de las diferentes acciones que AMIA impulsa y viene llevando adelante en pos de lograr la inclusión digital de toda la población, y la promoción de derechos de las personas mayores en todos los ámbitos de la vida.

Nueva capacitación para asistentes gerontológicos

En el marco del “Ciclo de capacitación permanente” para asistentes gerontológicos, el viernes 6 de mayo, AMIA y el gobierno porteño organizaron una actividad de cine debate, en la que se analizó la película “Cocoon” (1985), para dar cuenta de los mitos y creencias que se vinculan con la etapa de la vejez.

Una vez al mes, en el auditorio de Pasteur 633, los organizadores seleccionarán un film o un corto que se centrará en las vivencias, los cuidados y el acompañamiento a las personas mayores, y que servirá como disparador para analizar estereotipos, hábitos, pensamientos, y poner en práctica los conocimientos que los alumnos adquirieron en el curso de asistentes gerontológicos.

“Realizamos estas capacitaciones para poder brindar herramientas que sirvan para mejorar el desempeño en la asistencia a las personas mayores”, expresaron los organizadores. “La participación en cada encuentro será acreditado como horas de práctica”, agregaron.

La actividad contó con la presencia por parte de AMIA de Sebastián Fridman, coordinador general del área de Personas Mayores, y de Vanesa Epstein, coordinadora del curso de “Asistente Gerontológico en el ámbito domiciliario e institucional” que la institución brinda hace 28 años. Al encuentro también asistió Lorena Spina, gerente operativa de formación integral del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

“Israel desde mi ventana”, el especial festejo del Centro de Día “Jofesh”

El auditorio de AMIA fue el escenario del emotivo festejo que el área de Personas Mayores de la institución realizó, el martes 3 de mayo, para celebrar el 74° aniversario de la creación del Estado de Israel.

El evento contó con el mensaje especial de la embajadora de Israel en la Argentina, Galit Ronen, quien saludó a los concurrentes del Centro de Día “Jofesh”, y destacó la importancia de compartir las celebraciones en honor a su país.

Con la consigna “Israel desde mi ventana”, el encuentro fue conducido por Ruth Chan, supervisora del Centro Integral de Personas Mayores de AMIA, quien presentó, entre otras propuestas, dos conmovedores testimonios de mujeres que realizaron aliá, y que compartieron, para esta ocasión, sus experiencias y vivencias.

La celebración contó con dos partes dedicadas a la expresión artística. Por un lado, un grupo de participantes exhibió, ante los presentes, las producciones que realizaron en el taller de Arte-terapia para reflejar con fotografías, dibujos y textos, los sentimientos y emociones que les inspira y les motiva Israel.

Por último, y para finalizar el evento, los participantes bailaron al compás de la música tradicional hebrea, en un cierre que se llevó todos los aplausos.